Ciclismo, Derecho, Derecho de tráfico, seguridad vial y circulación de vehículos a motor, Derecho penal

¿Te pueden quitar puntos del carnet de conducir por andar borracho en bicicleta?

Puede ser la excusa perfecta para cuando se sale de fiesta y se quiere volver luego a casa sin gastarse dinero en un taxi.

Dicho esto, cabe señalar que “parece que lo de volver a casa en bicicleta los fines de semana para eludir los controles de tráfico se está poniendo de moda. Pero la Policía también multa a quienes van borrachos en bici y la cuantía de la sanción es casi tan elevada como la que ponen si te pillan al volante bajo los efectos del alcohol: ¡1.000 euros!

¿Sabías que te pueden multar por ir borracho en bici? Es más, ¿sabías que la multa por ir borracho en bici es de 1.000 euros?

Los que los fines de semana deciden alquilar una bici para volver a casa tras haber consumido alcohol convencidos de que de esta forma van a conseguir evitar los controles de la Policía está claro que no lo saben y, algunos de ellos, se han encontrado con la sorpresa de que circular en bicicleta borracho también es motivo de sanción.

¡Y vaya sanción! Según explica Pyramidconsulting, la multa por ir borracho en bici  asciende a 1.000 euros y los límites son los mismos que para los conductores del resto de vehículos: 0,5 gramos por litro en sangre y 0,15 gramos por litro en aire expirado.

Salir de fiesta y volver en bici, la nueva moda

Según cuentan en el diario ABC, las campañas de la DGT para evitar que los jóvenes se pongan al volante tras haber bebido están funcionando. Ahora bien, el cambio está en que dejan el coche y alquilan una bicicleta convencidos de que de esta forma no serán perseguidos por la Policía.https://d-24083868722120545778.ampproject.net/2008150009001/frame.html

Qué hacer en un control de alcoholemia

Gran error. Conscientes de esta moda, los agentes han incrementado la vigilancia del uso de bicicletas de alquiler durante los fines de semana y es habitual ver a ciclistas soplando en los controles durante los fines de semana.

El perfil de esta nueva clase de infractores es fácil de reconocer: jóvenes que salen de fiesta los fines de semana y vuelven a casa en bici tras haber consumido alcohol y drogas”.

Y no es ninguna broma. Cabe señalar que “

El ciclista perfectamente puede ser, en un mismo trayecto, conductor de un vehículo, peatón o pedalero, por darle algún nombre a quien maneja un un artilugio de dos ruedas que circula por una acera. Demasiadas personalidades para que queden claras las obligaciones y responsabilidades en cada momento, y al hilo de los últimos casos conocidos en la capital alavesa: ¿Es motivo de multa ir ebrio encima de una bici? ¿Puede la Policía Local efectuar al ciclista un control de alcoholemia? ¿Pierde puntos del carné? Le pueden parecer casos aislados, pero no lo son tanto. En el último año y medio, 15 ciclistas han sido cazados borrachos y consecuentemente sancionados en Vitoria”.

Ppara que quede más claro, hay que decir que “

Dicta la lógica que algo no puede ser una cosa y su contraria. Pero eso es solo porque la lógica nunca ha montado en bicicleta. El ciclista perfectamente puede ser, en un mismo trayecto, conductor de un vehículo, peatón o pedalero, por darle algún nombre a quien maneja un un artilugio de dos ruedas que circula por una acera. Demasiadas personalidades para que queden claras las obligaciones y responsabilidades en cada momento, y al hilo de los últimos casos conocidos en la capital alavesa: ¿Es motivo de multa ir ebrio encima de una bici? ¿Puede la Policía Local efectuar al ciclista un control de alcoholemia? ¿Pierde puntos del carné? Le pueden parecer casos aislados, pero no lo son tanto. En el último año y medio, 15 ciclistas han sido cazados borrachos y consecuentemente sancionados en Vitoria.

El Reglamento General de Circulación da las claves para entender por qué los ciclistas están igualmente sujetos a la normativa anti-alcohol al volante. Un ‘bicicletero’ es, a todos los efectos, un conductor más. Está a los mandos de un vehículo que circula por una calzada y por lo tanto se le aplican las mismas reglas que al resto. “En consecuencia no está permitido superar los 0,25 mililitros de alcohol por litro de aire expirado y la Policía podrá pedirle que sople en las mismas circunstancias que al resto de usuarios”, señalan fuentes policiales. ¿Cuándo puede ser? En un control preventivo; cuando sea cazado cometiendo una ilegalidad; si se ve implicado en un accidente y en situaciones en las que es evidente que está bajo los efectos del alcohol o cualquier sustancia psicotrópica.

Primera duda: ¿Y si ando en bici por la acera? Circular por la carretera es inexcusable en vías con calmado del tráfico o si las aceras no superan los 3,5 metros, al menos en el caso de Vitoria. En el resto de opciones, el ciclista pasa a ser usuario de la vía, que es algo ligeramente diferente a conductor. Si un ciclista va montado por el pavimento o a pie con la bici en la mano –cruzando un paso de cebra, por ejemplo– reglamentariamente será un usuario de la vía. Los peatones también son usuarios. Entonces, explica a elcorreo.com la Policía Local de Vitoria, el modo de actuar varía y se somete a la prueba de alcoholemia a quienes se vean implicados en un accidente y se sospeche que han podido ser los causantes o si se presentan síntomas de embriaguez. Es decir, solo se les pedirá que soplen en caso de accidente o evidencia de alcoholismo y potencial peligro para los demás. No en los controles preventivos. Si se da positivo, habrá multa.https://9abaf923af521456e456b3b7df3b6519.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html?n=0

Segunda duda: ¿Y los peatones? Cualquier persona a pie -o con la bici en la mano- que cruce una carretera y cause un accidente deberá demostrar que no superaba el límite de 0,25 ml/litro. La ley es clara en incluir a todos los usuarios en la prohibición de superar ese límite. Peatones incluidos. En cualquier caso, la sanción que de ello se derive tendrá carácter administrativo, no será juzgado como delito, recuerda la Guardia Urbana. Y es que la Ley de Seguridad excluye de las responsabilidades penales y la pérdida de puntos a los usuarios de las vías (recuerde que ‘usuario’ no es lo mismo que conductor, como hemos señalado arriba). Las multas son para todos. Las penas de cárcel y retirada de permisos solo para los automovilistas. Lamentablemente, y para ahondar en la confusión, hay sentencias en España que contravienen estos preceptos y se han registrado sentencias firmes de retiradas de carné a ciclistas en algunos casos aislados. Son erróneas y es de esperar que un instancia superior las acabe por corregir. España es así.

Tercera duda:¿Y si voy por un bidegorri? En ese caso, -rizando el rizo- el RGC explica que se encuentra en una vía reservada a ciclistas. Vía como lo es la carretera. Esto es, una carretera vetada a coches. Ergo, primer supuesto. Es usted un conductor. Puede ser detenido por un control preventivo y obligado a soplar.

Cuarta: ¿Y si es un menor? Curiosa circunstancia. En código indica que el límite de alcohol permitido para los conductores noveles es inferior. En concreto 0,15 ml/litro. Así se podría pensar que un chico entre 16 y 18 años por ciencia infusa podría verse sometido a este precepto. En realidad, no. Al no pedirse carné, no hay novatos. Otra cosa es que ese joven, borracho, haya cometido un acto ilegal más allá de lo que se refleja en el ley de Tráfico. Las sanciones por diferentes faltas, como no puede ser de otro modo, se acumularán.

Quinta: ¿Entonces, si doy positivo pedaleando por una carretera o por una acera la multa es distinta? No. La multa es la misma. Es la sanción la que difiere. Si no conduce un vehículo a motor, nunca debería ser imputado por un delito contra la Seguridad Vial (posible pena de cárcel y retirada de puntos). Tendrá que seguir a pie, por la acera y con la bicicleta en una mano y una multa de 500 euros en la otra. O dejar inmovilizar la bici y pasear con su ‘receta’ hasta que se le pase”.

Por tanto, como se puede ir viendo, emborracharse tampoco es compatible con ir e bicicleta y también te pueden quitar puntos del carnet de conducir, aunque en el momento de la multa no tengas.

Para darle más vuelta y que quede más claro, se ha de señalar que “todos conocemos que dentro del código de circulación se prohíbe conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. De la misma manera, es sabido por todos que estas acciones pueden suponer una multa. Sin embrago, muchos no sabemos la cuantía que deberemos pagar o el número de puntos que nos pueden retirar.

Muchos cometemos la irresponsabilidad de coger el coche tras haber tomado una copa de vino o una cerveza en una comida de trabajo o con nuestros amigos y familiares. Sin embargo, aunque sintamos que ésto no tiene repercusión en nuestros sentidos, puede tenerla en el nivel de alcohol en sangre y aire espirado.

Partiendo de la base de que lo fundamental para que no nos pongan una multa es no beber ni consumir drogas, si la seguridad no es aliciente para no tomarte una copa cuando tienes una comida, deberías pensar en las sanciones que esto puede suponer.

A pesar de que todo esto ya se sepa, según afirma Legalitas, empresa líder del sector de asesoramiento jurídico, la actualidad cada día sigue informando de casos en los que los conductores ponen en peligro sus vidas y la de los demás ocupantes de otros vehículos y peatones al no hacer caso a la prohibición del consumo de alcohol y drogas frente al volante.https://6c33aa3f6ac95b73808277240bdf460d.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html?n=0

La legislación española impone sanciones muy severas a los conductores que actúan de forma contraria a la ley. La conducción bajo efectos del alcohol se puede llegar a considerar una sanción administrativa e incluso como un lícito penal. De la misma forma, la simple detección de drogas en el organismo, que deriva en una sanción independientemente del grado o el nivel de consumo e independientemente de la droga, o drogas, consumidas y, en determinados casos podría conllevar lícito penal.

Los ciclistas tampoco pueden circular con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro.

ALCOHOLEMIA, CÓMO Y CUÁNTO

La Buena Vida ha contactado con Legálitas, empresa líder del sector de asesoramiento jurídico, para que ésta aclarase qué multas y por qué infracciones puede conllevar conducir bajo los efectos del alcohol.

Los conductores deben tener en cuenta que en el caso del alcohol, ni conductores de vehículos ni tampoco los de bicicletas pueden conducir con una pasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro.

En caso de los vehículos destinados al transporte de mercancías con una masa máxima autorizada superior a 3.500 kilogramos, vehículos destinados al transporte de viajeros de más de nueve plazas, o de servicio público, al transporte escolar y de menores, al de mercancías peligrosas o de servicio de urgencia o transportes especiales, los conductores no podrán hacerlo con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,15 miligramos por litro.

En el caso de los conductores noveles de cualquier vehículo no podrán superar la tasa de alcohol en sangre de 0,3 gramos por litro ni de alcohol en aire espirado de 0,15 miligramos por litro durante los dos años siguientes a la obtención del permiso o licencia que les habilita para conducir.

A estos efectos, sólo se computará la antigüedad de la licencia de conducción cuando se trate de la conducción de vehículos para los que sea suficiente dicha licencia.

Si los infractores superan estos límites y por tanto no cumplen la ley, las multas por alcoholemia que nos encontraríamos son una sanción de 500 euros y la retirada de entre cuatro y seis puntos de carnet.

Esta multa se agravaría en caso de que el conductor ya hubiera sido multado en el año inmediatamente anterior por exceder la tasa permitida, así como también supondría mayor cuantía económica si circula con una tasa de alcoholemia que duplica la permitida. En estos dos últimos casos, la sanción económica a la que se enfrentaría el conductor sería de 1.000 euros y conllevaría la pérdida de entre cuatro y seis puntos del carnet.

LOS LÍMITES DEL CÓDIGO PENAL

Es importante recordar también que además de estos límites, rigen los límites del Código Penal, por los que la conducción bajo los efectos del alcohol se considerarían un lícito penal que concluye que, el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,6 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a a 1,2 gramos por litro o bien condujera bajo la influencia del mismo, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficios de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

En este ámbito, se ha de poner especial atención a en la conducción “bajo la influencia” que, será la determinante de la comisión del ilícito penal y, en todo caso, aquél que condujere con una tasa superior a 0,6 miligramos por litro.

Además de estas multas por alcoholemia o penas, dependiendo del ámbito en el que se mueva debemos recordar que, la comisión de estas infracciones, añadidas a la comisión de un accidente de tráfico, puede conllevar que, la propia Compañía Aseguradora repita contra el conductor ebrio los gastos que le haya supuesto el accidente de tráfico, además de que, en el caso de los heridos o fallecidos el conductor ebrio puede verse condenado a la privación de la libertad por la comisión de un delito.

CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS DE LAS DROGAS

Aunque puede resultar un asunto menos del día a día, son muchos los jóvenes que cogen el coche bajo los efectos de las drogas, un hecho que puede suponer más peligro para ellos.

Por ello, en nuestro Ordenamiento Jurídico reciben un trato parecido al alcohol. De hecho, se encuentra regulado en los mismos preceptos.

Es cierto que, para sancionar la conducción bajo los efectos de las drogas, desde el punto de vista administrativo, con la simple presencia de drogas en el organismo, es suficiente para multar por conducir bajo los efectos efectos de las drogas con 1.000 euros y la pérdida de seis puntos.

Sin establecerse cuántos gramos de una sustancia deben haberse detectado para si graduación, lo que conlleva, una tolerancia cera con respecto a las mismas. Algo que, no nos encontramos en el caso de las bebidas alcohólicas.

Con respecto al ilícito penal en el caso de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, se replica la misma pena que para la conducción bajo los efectos del alcohol y las mismas consecuencias con respecto a la Compañía Aseguradora en el caso de sufrir un accidente estando el conductor bajo la influencia de las drogas. Así como, a las posibles responsabilidades penales por la comisión de un posible delito”.

En cuanto a las sanciones, cabe señalar que “los que los fines de semana deciden alquilar una bici para volver a casa tras haber consumido alcohol convencidos de que de esta forma van a conseguir evitar los controles de la Policía está claro que no lo saben y, algunos de ellos, se han encontrado con la sorpresa de que circular en bicicleta borracho también es motivo de sanción.

¡Y vaya sanción! Según explica Pyramidconsulting, la multa por ir borracho en bici  asciende a 1.000 euros y los límites son los mismos que para los conductores del resto de vehículos: 0,5 gramos por litro en sangre y 0,15 gramos por litro en aire expirado”.

Por tanto, es recomendable no subirse en una bicicleta tras la ingesta de alcohol.

FUENTES:

  1. La multa que te pueden poner por ir borracho en bici. AUTOBILD: https://www.autobild.es/noticias/multa-que-te-pueden-poner-por-ir-borracho-bici-287621?gclid=CjwKCAjwnK36BRBVEiwAsMT8WD7YG4xslUMzXSbGgAMYzA6QIsop9mIfzdF-fnzIFP4GNiOuai4-qxoCKKUQAvD_BwE
  2. ¿Me pueden multar si voy borracho en bicicleta? EL CORREO: https://www.elcorreo.com/alava/araba/201507/13/pueden-parar-control-alcoholemia-20150708112221_amp.html
  3. Qué multa te pueden poner si conduces bajo los efectos del alcohol y las drogas. EL CONFIDENCIAL DIGITAL: https://www.google.com/amp/s/www.elconfidencialdigital.com/articulo/motor/pueden-conduces-efectos-alcohol-drogas/20160122135030080016.amp.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s