Abogacía, Administración de Justicia, búsqueda de trabajo, Derecho, despachos de abogados, Litigios, Tribunales, Tribunales

Legaltech

Como en cualquier sector económico o social que se precie, el sector legal, como uno de los motores de la economía y como mecanismo de defensa de los derechos de los ciudadanos no puede quedarse atrás en el ámbito tecnológico para adaptarse mejor a las nuevas tecnologías, dando así unos mejores servicios a los ciudadanos.

En primer lugar, cabe señalar que ha sido tal el avance que se ha dado desde el inicio de las tecnologías, y, concretamente, de Legaltech, que ha de destacarse que “el universo Legaltech ha crecido tanto y se ha vuelto tan extenso, que han aparecido conceptos rivales (Lawtech) y la definición de lo que significa o no Legaltech se ha ido ensanchando o estrechando en función del caso y el contexto.

Eso está dando lugar a que no siempre sepamos de qué se habla cuando nos referimos a Legaltech, Lawtech o conceptos variantes. Por tanto, vamos a intentar ponerle hilo a la aguja y aclarar algunas ideas.

Legaltech, la abreviatura anglosajona de Legal Technology, sin duda fue la primera forma para hablar de tecnología legal. En ese sentido, comúnmente se entiende que Legaltech se refiere al uso de tecnología para proporcionar servicios legales, ni más ni menos.

Ahora bien, cuando la crisis económica de 2007 impulsa la necesidad en muchos despachos de hacer más eficiente su labor y más baratos sus precios, ya que numerosos clientes dejan de contratar sus servicios y prefieren solventar las tareas legales a nivel interno para ahorrar costes, el concepto da su primer gran giro.

A partir de ese momento Legaltech ya no sirve únicamente para hablar de tecnología que utilizan los abogados, sino que comienza a usarse como etiqueta que identifica a las muchas startups que surgen (en especial de 2011 en adelante) desde el sector legal o a su alrededor, principalmente para proporcionarles herramientas que hagan la labor legal más eficiente y menos costosa.

Acababa de nacer la Legaltech de los primeros años de la última década.

legaltech_abogados_hoy
Legaltech de nuestros días

Esa sería en buena parte la Legaltech que definimos por allá 2016 como la utilización de tecnología en servicios legales para crear:

  • Software o servicios online que reducen o eliminan la necesidad de acudir al sector jurídico en su modalidad más tradicional.
  • Software o servicios online que aceleran los trámites y la gestión de tareas de los propios abogados, reduciendo el coste y el tiempo que un profesional debe invertir en muchas de sus tareas.
  • Software o servicios online que simplifican y modifican la forma de contactar entre los profesionales del sector legal y potenciales clientes.

Desde entonces el concepto ha seguido creciendo en popularidad y variedad, y es cuando han comenzado a surgir nuevas versiones del mismo (mayormente desde EE.UU. y Reino Unido) para hablar no de Legaltech, sino de Lawtech. De hecho, para The Law Society de Inglaterra solo existe Lawtech, no Legaltech.

Ahora que sabíamos más o menos qué era Legaltech, aparece un nuevo aspirante que obviamente genera nuevas dudas. ¿Hay diferencias entre Legaltech y Lawtech? En principio sí, ya que aspiran a dar cabida a cosas distintas (aunque el mundo anglosajón británico muchas veces los use de forma indiferente y con ello intente alejarse del concepto Legaltech, de origen norteamericano).

Ahora bien, ¿cómo se diferencian exactamente los conceptos Legaltech y Lawtech? Esa ya es otra historia y no hay una opinión clara.

Por ejemplo, hay quien entiende Legaltech como soluciones para abogados que hacen su tarea de forma más eficiente y barata, mientras que Lawtech serían auto-servicios legales para pequeñas empresas y sin necesidad de contar con abogados.

En la línea de lo anterior va la diferenciación de conceptos que puede encontrarse en el libro «Legaltech: la transformación digital de la abogacía», incidiendo en la idea de Legaltech como herramientas para abogados y Lawtech como herramientas que sustituyen a los abogados, y que además presentan un alto componente de inteligencia artificial y otras técnicas punteras.

Luego tenemos la opinión de quizá el mayor gurú de la innovación jurídica, Richard Susskind, según el cual Lawtech es el concepto de futuro ya que:

  • Él asocia LegalTech con tecnologías de back office como los sistemas de contabilidad, y menos con nuevas tecnologías (tipo inteligencia artificial) relacionadas con los abogados, los tribunales en línea y demás. En ese sentido, cree que LawTech debería ser una categoría más amplia.
  • También cree que LegalTech es ya un concepto desgastado y que lleva muchos años en marcha y por tanto requiere un sustituto.
  • Finalmente, considera que LegalTech es más usado y aplicado por el sector legal, mientras que LawTech sería más inclusivo y abierto a tecnólogos de cualquier ámbito.

Por otro lado, otro gran gurú de la innovación jurídica como Richard Trommans, considera que Legaltech sería el término adecuado ya que describe las actividades del sector legal, al igual que lo hacen RegTech, InsurTech, PropTech o FinTech. Por tanto, cree que deberíamos usar el término ‘Legal’ ya que hablamos de la ‘industria legal’, el ‘mercado legal’ y el ‘sector legal’. Es decir, de tecnología utilizada por un sector de la economía.

Considera que LawTech es un término incorrecto para describir al sector, ya que «Law» en inglés se refiere a la práctica del Derecho o a la aplicación de la Ley. Por tanto, LawTech solo tendría sentido si se refiriera a la tecnología específica de un subgrupo de tareas legales que se relacionan con la elaboración o comprensión de leyes.

Richard Trommans considera también que de la misma forma que hablamos de FinTech para referirnos a «Financial Technology», y no de MoneyTech como uno de sus componentes, Legaltech es mucho más adecuado que Lawtech para describir las iniciativas tecnológicas del sector legal.

Para The Law Society en Inglaterra, que ya hemos visto que solo habla de Lawtech, la misma da cabida a todo: tecnología que mejora el sistema de justicia, que da soporte y mejora la prestación de servicios legales por abogados, a las startups relacionadas o que incluso sustituye al profesional en su labor.

Con esta confusión de términos acaba de nacer la época actual, en la que conviven varios conceptos y múltiples significados no estandarizados”.

Hasta aquí todo parece normal. Pero realmente el avance no ha sido tan grande como parece. Ha de señalarse que “

El sector jurídico ha sido uno de los que más ha tardado en abordar la revolución digital, pero lo ha hecho con la acuñación de un término propio. Se trata del legaltech. Definido como la aplicación de la tecnología a la prestación o comercialización de servicios legales, la cuestión es que este nuevo concepto ha venido para quedarse.

Con la tecnología como piedra angular, legaltech engloba todas aquellas herramientas que permiten al usuario beneficiarse de las ventajas que ofrece Internet aplicadas al ámbito del Derecho.Pero más allá de esta definición, el valor añadido que generaradica en la posibilidad de automatizar tareas repetitivas, mediante el empleo del machine learning o la inteligencia artificial con el objetivo de ofrecer un servicio más ágil y abaratar costes.

Con una trayectoria más dilatada en el mundo académico que en el profesional, el legaltech ha tardado en comenzar a aplicarse en los despachos de abogados. Hay que mirar al otro lado del Atlántico para encontrar el país más avanzado en este sentido: EE UU.

En el caso de España, este fenómeno irrumpió hace un par de años, aunque su verdadero despegue no se produjo hasta hace dos ejercicios con un gran potencial por delante. A junio de 2019, la consultora Legaltechies había contabilizado un total de 142 proyectos especializados en legaltech, con Barcelona como foco principal. En concreto, la ciudad condal acapara el 28,2% del total, seguido de Madrid (26,8%) y Valencia (6,3%).

En cuanto a los nichos de mercado, no se aprecia una especial atomización. La citada firma destaca cinco categorías: marketplaces jurídicos, reclamaciones online, software de gestión para despachos y abogados, plataformas para adquirir o generar contratos online y las destinadas a recopilar y generar evidencias digitales.

Así, aunque con cierto retraso en su implantación con respecto a los países europeos, España ha conseguido alinearse en este sentido. Ocupa el tercer puesto por número de inversiones legaltech, solamente por detrás de Reino Unido y los países nórdicos, tal y como recoge la consultora especializada en este ámbito, legaltechies con datos de Legal Geek. Un escenario en el que destaca Red Points. La compañía, dedicada a la identificación y automatización de las falsificaciones online, acumula rondas de financiación por valor de 47 millones de euros. De esta cantidad, 34 millones fueron captados el pasado mes de abril.

Entre las ventajas que dibuja este nuevo panorama, el hub de conocimiento The Valley destaca, además de un menor coste y una comunicación más simple y directa, una mayor flexibilidad laboral impulsada por avances en materia de cloud computing, así como una mayor eficiencia gracias a los avances experimentados en inteligencia artificial. Un escenario que requiere de profesionales formados en competencias digitales, la puesta en marcha de una nueva regulación enfocada a la protección del usuario y el control del uso de las tecnologías. La digitalización del sector legal no es baladí. Entre los muchos retos que encara se encuentran los ciberataques, la invasión de la privacidad, el incumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) o un uso incorrecto del big data”.

Por lo que se desprende de todo esto, es que la tecnología ha supuesto un gran paso en el sector legal y especialmente en la abogacía y en las relaciones de ésta con juzgados y tribunales.

Por lo que respecta a su implantación en España, cabe señalar que “

Para explicar los diferentes nichos de legaltech en España es interesante señalar las categorías de los especialistas en asesoramiento sobre legaltech Legaltechies. Han desarrollado un detallado mapa con los tipos de nichos Legaltech en el país que citamos a continuación:

  1. Software de gestión para despachos y abogados como el que desarrollan las empresas Gedex, Melkor, Quolaw, Lextools o Basenet
  2. Plataformas para adquirir y/o generar contratos online como por ejemplo Formal Docs, Bigle Legal, Legalbono, Lexness o Rocket Lawyer, entre otros
  3. Plataformas de intermediación para que los clientes encuentren al profesional o marketplaces jurídicos. Algunos ejemplos son: Elabogado, Unaes, Easyoffer, Abogadea o Tuappbogado
  4. Los servicios para plantear reclamaciones legales de todo tipo a través de Internet como pueden ser: Easyfeedback, Welegal.es, Reclamadatos, Quarande o, entre otros, Reclamapormi
  5. Servicios para recopilar y generar con seguridad evidencias digitales. Algunos ejemplos son las empresas: Doyfe, Visualeo, Terminis, Puntoneutro o eVidence.

Principales servicios LegalTech en España

Moisés Barrio, Letrado del Consejo de Estado, Profesor de Derecho digital y autor de LegalTech. La Transformación Digital De La Abogacía, señalaba en una recienta entrevista que existen grandes grupos de servicios de legaltech en España. Estos servicios, tal y como el autor señalaba, corresponden a:

  • Las herramientas para que un profesional o despacho lleven la gestión de clientes, asuntos o minutación
  • Los servicios de asesoramiento legal automatizado para los ciudadanos 
  • Los marketplaces jurídicos o plataformas que facilitan que el profesional se dé a conocer
  • Las empresas de externalización del trabajo jurídico para los despachos y departamentos jurídicos
  • Las herramientas de automatización documental 
  • Herramientas de e-discovery y revisión documental
  • Análisis predictivo de casos, capaces de predecir decisiones futuras con base en el estudio sistemático de las ya producidas
  • Todos los servicios online para apoyar el aprendizaje y la formación jurídica

Ventajas del LegalTech

Las principales ventajas de legaltech tienen que ver con la agilidad en los procesos de todos los players del sector, mejor comprensión del negocio encontrando oportunidades de mejora, se disminuyen costes y tiempos con la simplificación y se mejora la experiencia del cliente final gracias a todos estos elementos comentados. Además hay un considerable aumento de la productividad mediante la automatización de múltiples tareas como comunicaciones, gestiones administrativas y facturación.

Cursos y programas Legaltech en España

Existe un creciente interés de los profesionales en derecho en profundizar y especializarse en el terreno legaltech. Han proliferado en los últimos años numerosos encuentros de profesionales y estudiantes de derecho que se informan sobre las nuevas tendencias de tecnología jurídica. Si miramos a Estados Unidos en el Law School Innovation Index se hace un análisis de dónde poder desarrollar los estudios de esta especialidad.

En España no son muchas las facultades que apuestan por estos nuevos módulos de conocimiento pero si que se pueden encontrar algunos máster especializados. Estos máster se imparten en IE, Esade, Universidad de Salamanca y Universidad Complutense de Madrid, por citar algunos, en formaciones presenciales u online. Los nuevos estudiantes de derecho tienen en cuenta estas formaciones para ampliar la práctica tradicional del derecho y especializarse en nuevas materias que apuestan por el futuro.

El futuro de la abogacía pasa por tener una información y formación más especializada en tecnología

El futuro de la abogacía pasa por tener una información y formación más especializada en tecnología. El conocimiento colaborativo de los distintos players del sector jurídico guiará el diseño de, cada vez, mejores soluciones.

Esta transformación trae una forma más inteligente de trabajar que seguro aportará valor a todas las partes implicadas. ¿Estamos preparados para seguir el avance del sector? Debemos darnos prisa”.

Como conclusión, Legaltech ha llegado para quedarse y para mejorar el trabajo de los profesionales de la abogacía y de la procura, en lo que respecta a sus relaciones con sus clientes, juzgados, tribunales y otros profesionales jurídicos.

FUENTES:

  1. El legaltech de 2021: ¿qué aprender del fintech? DICCIONARIO JURÍDICO: https://www.diariojuridico.com/el-legaltech-de-2021-que-aprender-del-fintech/
  2. ¿Cuál es la situación de la Legaltech en España? THE VALLEY: https://thevalley.es/blog/legaltech-espanola-2019/
  3. Legaltech en España: estas son las empresas y el panorama actual. APD: https://www.apd.es/legaltech-espana/
  4. El concepto de Legaltech y sus variantes. LEGALTECHIES: https://legaltechies.es/2020/01/10/el-concepto-de-legaltech-y-sus-variantes/
  5. ¿Qué es el legaltech y cómo va a revolucionar el sector jurídico? DIRIGENTES DIGITAL: https://dirigentesdigital.com/que-es-el-legaltech-y-como-va-a-revolucionar-el-sector-juridico
  6. Legaltech de verdad: ¿Qué es y cómo se hace? CYSAE: https://www.cysae.com/legaltech-de-verdad-que-es-y-como-se-hace/
  7. ¿En qué tipo de servicios se especializa la Legaltech española? BLOG SEPÍN: https://blog.sepin.es/2019/10/servicios-legaltech-espanola/
  8. ¿Qué significa «Legaltech»? RECLAMADOR: https://www.reclamador.es/blog/legaltech-que-significa-beneficios/

1 comentario en “Legaltech”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s