Abogacía, Administración de Justicia, búsqueda de trabajo, Derecho, despachos de abogados, Teletrabajo

El futuro del empleo en el sector jurídico. Parte I

La forma de buscar empleo está cambiando en todos los sectores. La forma típica de ir echando currículums en los buzones de empresas, o enviarlos por email ya no basta. Ahora hay que buscar empleo a través de redes sociales, y siempre de forma que impacte en los reclutadores, o, incluso, aunque no se busque el empleo por internet, se ha de ser creativo para llamar la atención de los reclutadores. En este artículo se va a ver cómo aplicar las nuevas técnicas de búsqueda de empleo en el sector jurídico.

En primer lugar, cabe señalar que “parece existir un convencimiento entre los especialistas de las tecnologías destinadas al sector legal (legaltech) de que ningún robot le quitará el empleo a un ser humano, que ese empleo se pierde ante otra persona que sabe gestionar mejor las habilidades de ese robot.

Esta idea lleva a la conclusión de que tanto los abogados como las firmas tienen un reto muy importante para sus respectivos futuros, que ya ha comenzado a gestarse y que un retraso en subirse a esta adaptación podrá suponer la salida del mercado de los servicios jurídicos en un plazo no muy lejano.

Así lo afirman con rotundidad Francesc Muñoz, CIO de Cuatrecasas, y Marc Vidal, CEO de AllRework, por poner dos ejemplos de peso. Este último, por cierto, en el II Legal Tech Forum, organizado por Thomson Reuters, trataba de tranquilizar a los letrados sobre su futuro, explicando que “los países con más robots del mundo -Corea y Alemania-, son los que tienen menos paro”. La experiencia muestra que las empresas utilizan abogados recomendados por personas de confianza. Lo que importa es saber quiénes son los mejores.

Para entender cómo se está desarrollando el fenómeno es preciso, como ocurrió en los albores de Internet, mirar hacia el mercado de servicios legales de Estados Unidos. Allí, la oferta más extendida, en estos momentos, junto a las bases de datos tradicionales, que ahora se enriquecen con la inteligencia artificial para lograr unos resultados más ajustados a las necesidades y exigencias de los letrados que las emplean, se encuentran los buscadores de profesionales y de firmas legales. Se trata de los marketplaces inteligentes, que unen a proveedores y consumidores de servicios legales.

Hay dos tipos de buscadores. De una parte están los más tradicionales, que cuentan con pruebas de admisión de los candidatos a aparecer en ellos y con un funcionamiento muy similar al de los buscadores de hoteles. Así, son los clientes los que van calificando e incluyendo comentarios sobre los letrados para que, quienes llegan después al buscador, se puedan hacer una idea de lo que van a encontrar. Estas plataformas digitales para abogados son las más comunes, son del tipo encuentra a tu abogado, ya que están orientadas a poner en contacto usuarios de servicios jurídicos con abogados freelance. Su misión es la de facilitar la conexión inicial entre abogados y potenciales clientes.

Clasifican y valoran a los abogados dados de alta en sus plataformas, ofrecer al usuario una gran base de datos de abogados con información básica y sobre su experiencia y especialización, y realizan una comparación entre abogados, según los años de experiencia profesional, las valoraciones asignadas por los clientes, sus honorarios, etc.

El segundo tipo de buscadores, con servicios similares, en lugar de emplear las valoraciones de los clientes, usan algoritmos para ofrecer información a los posibles clientes que buscan un especialista en un cierto tipo de Derecho, de un nivel de minuta determinado, en un determinado espacio geográfico y otras muchas características más, que van diferenciando a unos y otros buscadores de abogados y clientes.

Predecir el resultado del juicio

La característica de ofrecer datos fiables sobre la posibilidad de ganar o perder un caso constituye una de las aplicaciones tecnológicas más interesantes para el sector. Así, una de las tendencias más señaladas es la justicia predictiva basada en Inteligencia Artificial débil. Son herramientas que se desarrollan para analizar, por ejemplo, sentencias precedentes y, en base a un análisis masivo de datos, establece la probabilidad de ganar en un determinado procedimiento judicial”.

Por tanto, un primer factor que afecta a la búsqueda de empleo es la tecnología, que, aunque resulta difícil que quite empleo a los seres humanos (o, al menos, a la mayoría de los humanos, o incluso en todos los sectores), sí que afecta a la forma de emplear.

Pero, en segundo lugar, se ha de añadir que, “en líneas generales, existen 2 tendencias tecnológicas que están redefiniendo el cómo será el futuro del trabajo en la industria legal, dichas tendencias son el legaltech y el lawtech.

Sin embargo, hay que destacar que estas no se limitan solo a la tecnología, sino que también fomentan un cambio en la cultura organizacional y representan nuevos paradigmas laborales enfocados en abogados con mayores habilidades, capacidades, competencias, talentos y formaciones. Es decir, una nueva generación de letrados de alto rendimiento laboral.

Por ejemplo, la investigación sobre el futuro del trabajo de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) aborda el tema de cuáles serán las competencias necesarias para adaptarse con éxito al mundo laboral en los próximos años. Entre ellas destacan las capacidades de:

  • Comunicar eficazmente
  • Trabajar en equipo
  • Lograr soluciones creativas
  • Resolver problemas
  • Socializar eficazmente
  • Ser resiliente

En este sentido, los abogados deben comprender que, en el sector jurídico, la tecnología no representa una amenaza en el futuro del trabajo y que la automatización y la IA no están para sustituir el rol de los profesionales del Derecho. Todo lo contrario, el legaltech y el lawtech ayudarán cada vez más a los abogados en el desarrollo de esas “competencias necesarias” descritas en el estudio sobre el futuro del trabajo de la OIT, como lo es la coordinación del trabajo en equipo entre el socio y sus abogados, la comunicación eficaz con los clientes, y la resolución de problemas jurídicos. También, las nuevas tecnologías son fundamentales para lograr aumentar la productividad y la rentabilidad de las firmas.5 tendencias tencnológicas que están transformando la abogacía

Legaltech en el futuro del trabajo

futuro del trabajo pdf

El legaltech (de legal technology) se refiere a la aplicación de la tecnología en el ámbito jurídico para ayudar a que los profesionales del sector (abogados, gerentes legales, jueces, etc.) puedan ejercer sus funciones de manera más eficaz y eficiente.

Las herramientas del legaltech se centran principalmente en:

  1. Digitalizar los procesos para que estos sean mucho más ágiles y paperless.
  2. Automatizar procesos repetitivos para que el usuario no tenga que gastar tiempo en hacerlos manualmente.
  3. Aportar movilidad a través de la computación de la nube, permitiéndole al usuario poder utilizar la herramienta a través de cualquier dispositivo con conexión a internet (PC, laptoptablet o smartphone), a cualquier hora del día (24/7) y desde cualquier parte del mundo.

En este contexto, el legaltech tiene un impacto directo en el futuro del trabajo jurídico ya que está empoderando a los abogados con unas capacidades nunca antes vistas, que los convierte en talento digital, y que cada vez van a ser más potentes. Veamos esto, por ejemplo, con 2 de los programas legaltech más utilizados por las firmas en América Latina:

  • TimeBillingX (de Lemontech): es un software de productividad y de business intelligence capaz de automatizar la facturación electrónica, de analizar el rendimiento productivo de cada abogado y de identificar los clientes más rentables para la firma.
  • CaseTracking (de Lemontech): es un software que se conecta y se sincroniza vía online con las páginas web de los Poderes Judiciales, lo cual le permite a los abogados consultar, controlar y gestionar las causas judiciales completamente a través de internet.

Si quieres saber más al respecto, revisa nuestra Guía para consultar y seguir procesos judiciales por internet.

Lawtech en el futuro del trabajo

futuro del trabajo oit

El lawtech se refiere a los programas informáticos que son capaces de cumplir funciones jurídicas sin la necesidad de la gestión de un abogado. Así, a través de herramientas de lawtech, las personas pueden acceder a servicios legales automatizados, prescindiendo de la contratación de los letrados, con lo cual la adaptación al cambio tecnológico también viene por parte de los clientes.

En este sentido, podemos entender mejor la diferencia entre legaltech lawtech de la siguiente manera:

  • Legaltech: tecnologías que buscan ayudar a los abogados en sus procesos. 
  • Lawtech: tecnologías que buscan ayudar a los clientes en sus procesos jurídicos sin intervención de abogados.

Por lo general, las soluciones de lawtech utilizan algoritmos de inteligencia artificial, esto con la finalidad de dotar a los sistemas informáticos con la capacidad de procesar de forma precisa las solicitudes jurídicas de los usuarios. Un ejemplo de este tipo de tecnologías es DoNotPay, una aplicación móvil que dispone de un chatbot inteligente capaz de gestionar disputas legales relacionadas con arrendamiento, cobertura por maternidad, brechas de seguridad, entre otras.

Como verás, las soluciones de lawtech son un elemento que puede revolucionar el futuro del trabajo de los abogados, quienes podrían perder una importante cuota de mercado si este tipo de tecnologías se vuelven más potentes. Sin embargo, la ventaja del lawtech para los letrados es que se trata de una tendencia de actualidad jurídica que los está obligando a ser cada vez mejores profesionales.

Ante este panorama, se prevé que el futuro del trabajo en el sector legal se caracterice por una generación de abogados que sepan utilizar la tecnología a su favor (legaltech), en vez de permitir que esta les desplace (lawtech). Así como también, los abogados del futuro tendrán que ofrecer ventajas competitivas “más humanas”, como lo son una mejor calidad en el servicio al cliente, una atención más personalizada, etc.

Dicho esto, y aunque parezca una paradoja, el futuro del trabajo de los abogados a nivel tecnológico depende precisamente es de los abogados, no tanto de la tecnología.

En tercer lugar, cabe señalar que, “frente a otras crisis en las que los despachos de abogados y las Facultades de Derecho habrían tenido que abordar pequeñas adaptaciones que concluían con una vuelta a la normalidad, la actual crisis sanitaria, en opinión de Mark Cohen, ha supuesto un cambio radical que ha obligado a poner en marcha algo que los operadores jurídicos se venían resistiendo desde hace décadas: la formación online en las universidades y a cambiar la forma de actuar en los tribunales de Justicia. «Simplemente tenía que activarse», dijo Cohen, y agregó que, “en última instancia, estos componentes más antiguos: aulas físicas, tribunales con presencia física y reuniones de clientes en persona, ya no son necesarios”.

Además, la fuerza laboral de los despachos de abogados pasó de la noche a la mañana a trabajar en remoto imponiéndose el teletrabajo y, en opinión de Cohen, “parece que está funcionando”.

Añadiría a estas apreciaciones la importante demanda de los despachos y de las asesorías jurídicas de empresas e instituciones de migrar sus servidores a la nube con el fin de ser más flexibles y aumentar la capacidad de servicio de sus profesionales y la atención a sus clientes.

Para Cohen, el impacto de esta transformación radical va a afectar en la forma de actuar de:

Consumidores: su necesidad de asesoramiento legal va a impulsar el cambio, tienen mayor acceso a la información y a un mayor número de datos, lo que le va a permitir valorar la competencia.

Universidades: tendrán que repensar sus planes de estudio y completar disciplinas como el marketing, la tecnología y los negocios. Incluso, me atrevería que añadir, que deberían reforzar los campus online ante la previsión de posibles nuevos brotes del COVID-19 que obliguen a situaciones de restricciones de la movilidad en el próximo curso académico.

Proveedores de servicios legales: Cohen dijo que, para los proveedores legales, el tema principal es el énfasis en los modelos centrados en el cliente, más que nunca. Si bien las nuevas soluciones se basarán en datos, se trata de que los proveedores aprendan y comprendan más profundamente sobre el cliente y, por lo tanto, les aporten más valor.

Tribunales: Los tribunales están ahora paralizados, señala Cohen, pero podrían aprovechar la oportunidad y transformar toda la industria con la adopción inteligente de tecnología y procesos.

Cabría añadir a este análisis, la adaptación de los Colegios de Abogados, como ha sucedido en nuestro país, que están ofreciendo formación online a través de videoconferencias a sus colegiados, asistencia telemática al detenido… o servicios electrónicos como el que ha facilitado el CGAE en las gestiones de extranjería.

Por su parte, el profesor Susskind considera que el mercado legal puede aprovechar la gran oportunidad que le ha brindado esta crisis, si bien ha sido necesario adaptarse a la nueva situación en la que la industria legal ha tenido que movilizarse para seguir ofreciendo sus servicios, todo ello, va a ofrecer un gran número de datos e información para ver “qué innovaciones podrían funcionar en el futuro”. “El trabajo legal se realizará de manera diferente en el futuro, y las interacciones cara a cara ya no pueden dominar”, dijo Susskind.

Las preocupaciones de la industria legal han cambiado radicalmente. Ya no se habla de inteligencia artificial en los foros de innovación, sino sobre “cómo mejorar la tecnología básica que permite la función laboral”, señala Susskind. Los profesionales se han adaptado a la nueva situación con una tecnología básica, pero en opinión del experto, “La industria legal se esforzará por soluciones prácticas, seguras y permanentes de trabajo desde el hogar; y, por lo tanto, ofrecerá innovaciones que podrían superar los límites legales y tecnológicos actuales”.

En este sentido, Susskind resalta la transformación radical que están sufriendo los tribunales de todo el mundo, que han pasado de la solución del papel y la presencia física, al uso del audio y el teléfono o del vídeo como solución.  “¿El tribunal es un servicio o un lugar? Y si es esto último, ¿realmente necesitamos ese lugar?, se pregunta Susskind.

Lo que hubiera sido un plan de transformación de la administración de Justicia que llevaría décadas, se está afrontando con una inmediatez sorprendente. Las primeras pruebas de estos nuevos sistemas judiciales son muy positivas. Para sorpresa y escepticismo de muchos, «parece estar funcionando en general», dijo Susskind””.

Por tanto, por si fuera poco el impacto que las nuevas tecnologías en el sector legal, el COVID-19 ha provocado que esta influencia de las nuevas tecnologías en el sector legal se incremente, provocando la necesidad de una mayor inversión en tecnología en los despachos, y provocando que aquellos despachos que no puedan hacer frente al gasto para adaptarse a los nuevos tiempos estén destinados a desaparecer.

FUENTES:

  1. Hacia la era tecnológica: el futuro del sector legal está en el factor humano. THE TECHNOLAWGIST: Hacia la era tecnológica: el futuro del sector legal está en el factor humano – The Technolawgist
  2. Futuro del trabajo: ¿cómo será en el sector legal? LEMONTECH BLOG: Futuro del trabajo: ¿cómo será en el sector legal? – Legaltech (lemontech.com)
  3. El futuro inmediato del sector jurídico pasa por un abogado con ‘máquina’. EL ECONOMISTA: El futuro inmediato del sector jurídico pasa por un abogado con ‘máquina’ – elEconomista.es
  4. Los jóvenes abogados son el futuro y motor de innovación del sector jurídico. ELDERECHO.COM: Los jóvenes abogados son el futuro y motor de innovación del sector jurídico – El Derecho – Sector jurídico
  5. Diez tendencias que marcan el futuro del sector legal. EXPANSIÓN: Diez tendencias que marcan el futuro del sector legal | Actualidad y Tendencias (expansion.com)
  6. Dónde (y cómo) trabajarán los abogados en la próxima década. EXPANSIÓN: Dónde (y cómo) trabajarán los abogados en la próxima década | Actualidad y Tendencias (expansion.com)
  7. Insights del Sector Legal: Reflexiones sobre el Presente y el Futuro. BLOG CATENON: Insights del Sector Legal: Reflexiones sobre el Presente y el Futuro – Catenon World
  8. El futuro del sector legal postcovid-19. BLOG EVENTOS JURÍDICOS. El futuro del sector legal postcovid-19 – Blog EventosJuridicos
  9. COVID-19 en el sector legal: oportunidades ante la crisis: COVID-19 en el sector legal: oportunidades ante la crisis – Blog de Actualidad de vLex (vlexblog.com)
  10. El futuro de la industria legal tras el COVID-19. LEGAL TODAY: El futuro de la industria legal tras el COVID-19 – Información jurídica, noticias y artículos – Legal Today

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s