búsqueda de trabajo, Derecho, Protección de trabajadores, Trabajadores del hogar

¿Se ha de otorgar a los trabajadores del hogar de equipos de protección individual?

Desde que terminó el primer estado de alarma y se empezó a volver a la “nueva normalidad”, ha surgido la cuestión de si los trabajadores (del hogar o de cualquier otro ámbito) han de comprarse ellos mismos los equipos de protección individual o ha de ser el empleador (ya sea empresa privada o la Administración Pública) quien haya de dar esos EPIS a los trabajadores.

En primer lugar, cabe señalar que “una cuestión fundamental son las medidas de protección que debe adoptar la empresa respecto a la salud de los trabajadores para evitar contagios en el centro de trabajo.

La Ley de prevención de riesgos laborales es la base normativa fundamental sobre la que se construye el sistema de prevención en España. En la misma se establece una serie de obligaciones a los empresarios para que garanticen la salud de los trabajadores. Así, el artículo 14.2 establece la obligación empresarial general de “garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo”

En relación con dicha legislación, el Ministerio de Sanidad ha elaborado una Guía denominada “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2” que está en constante actualización.

Así mismo, hay que tener en cuenta la reciente Orden SND/388/2020, de 3 de mayo, por la que se establecen las condiciones para la apertura al público.

¿Qué medidas debe adoptar la empresa?

Hay que partir de la base de que corresponde a las empresas evaluar en cada caso el riesgo de exposición de sus trabajadores al coronavirus a través de su servicio de prevención.

No obstante, existen dos medidas básicas inherentes a cualquier centro de trabajo que deben de ser tenidas en cuenta por los servicios de prevención:

  • La higiene de las manos es la principal medida de prevención, por lo que la empresa debe facilitar el uso de jabones o geles desinfectantes a los trabajadores con dispensadores en el centro de trabajo.
  • Minimizar el contacto entre las personas trabajadoras y entre éstas y otros posibles personas como pueden ser clientes o público. Para ello, es necesario mantener una distancia de seguridad de dos metros en el centro de trabajo entre cada trabajador. En caso de que no fuera posible mantener esta distancia, la empresa debería proporcionar mascarillas. Además, para minimizar el contacto, se pueden implementar otro tipo de medidas como la jornada intensiva, división de la plantilla, establecimiento de turnos para acudir a los comedores y/o zonas de descanso.
  • Informar y formar a los trabajadores de las medidas organizativas, de higiene y técnicas que adopta la empresa. Es recomendable colgar carteles con toda la información necesaria en el centro de trabajo a la vista de los trabajadores. Por ejemplo, el Instituto de Seguridad y de Salud Laboral de Galicia ha elaborado carteles informativos en función de la actividad comercial.
  • Higiene de los lugares de trabajo, manteniendo el centro de trabajo limpio así como los equipos de trabajo. Se debe intentar realizar una limpieza diaria de todas las superficies haciendo hincapié en aquellas zonas de contacto frecuente además de utilizar elementos que se puedan abrir con el pie como cubos de basura con tapa y pedal. Además, los establecimientos que abran al público deberán de limpiar al menos dos veces al día, siendo una de las limpiezas al finalizar el día, y en caso de cambio de turno de trabajadores, se realizará una limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio.
  • En los locales que abran a público, el fichaje con huella dactilar será sustituido por cualquier otro sistema de control horario que garantice las medidas higiénicas adecuadas para protección de la salud y la seguridad de los trabajadores, o bien se deberá desinfectar el dispositivo de fichaje antes y después de cada uso, advirtiendo a los trabajadores de esta medida.

Por su parte, el trabajador también tiene responsabilidad en la prevención de riesgos laborales y por ello, debe cubrirse con un pañuelo desechable al toser o estornudar tirándolo en un cubo (a ser posible de pedal) o con el ángulo interno del codo si se carece de papel, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca y lavarse frecuentemente las manos, ya sea con agua y jabón o con una solución a base de alcohol.

Además de estas cuestiones básicas, y sin perjuicio del análisis de riesgos que haga los servicios de prevención de la empresa, el ministerio de sanidad ha definido tres escenarios en función del riesgo:

  1. Exposición de riesgo. Personal sanitario asistencial, no asistencial y técnico de transporte sanitario que atiende a una persona con síntomas. En este caso es necesario EPI de protección biológica y en ocasiones protección frente a aerosoles y salpicaduras.
  2. Exposición de bajo riesgo. Personal sanitario que no existe contacto estrecho con personas sintomáticas o centros de trabajo con atención directa al pública que no puede establecer más de dos metros de distancia. En este caso es necesario EPI de protección biológica.
  3. Baja exposición de riesgo. Trabajadores sin atención directa al público o abierta al público en la que existe la distancia de más de dos metros de distancia. Por ejemplo, personal administrativo, personal de seguridad, conductores.. No es necesario el uso de EPI.

¿Es obligatorio que la empresa provea de mascarillas a los trabajadores? ¿o de barreras o mamparas?

El artículo 3 de la Orden SND/388/2020 establece que en los locales abiertos al público el uso de mascarillas será obligatorio cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros entre el trabajador y el cliente o entre los propios trabajadores.

En los demás centros de trabajo, es decir, aquellos no abiertos al público, el Ministerio de Sanidad recomienda el uso de mascarillas cuando no exista esa distancia de seguridad de dos metros.

Sobre que tipo de mascarillas debe de proveer la empresa, el Ministerio de Sanidad recomienda utilizar mascarillas desechables. Además, en caso de que la distancia sea inferior a un metro mascarilla FFP2, y en caso de que haya contacto entre el personal, mascarillas FFP3.

Por otro lado, la distancia entre vendedor o proveedor de servicios y cliente durante todo el proceso de atención al cliente será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barreras, o de aproximadamente dos metros sin estos elementos”.

Por lo dispuesto hasta aquí, cabe afirmar la existencia de corresponsabilidad en la prevención de riesgos laborales entre el empleador y el empleado del hogar.

En tercer lugar, y en relación con el tema de la presente entrada, se ha de señalar que “el art. 17.2 LPRL, establece la obligación del empresario de proporcionar a sus trabajadores equipos de protección adecuados para el desempeño de sus funciones y de velar por el uso efectivo de los mismos cuando, por la naturaleza de los trabajos realizados, sean necesarios. Es decir, el empresario deberá proporcionar a las personas trabajadoras equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones, pero no se ha especificado una entrega de EPIS obligatoria asociada al COVID-19, dependerá de cada actividad.

Como cualquier EPI, deberá proporcionarse y utilizarse cuando no sea posible reducir el riesgo o tomar medidas colectivas de protección (apdo. h) del art. 15 LPRL) o  procedimientos de organización del trabajo (ejm.:trabajo a distancia).

Partiendo del respeto a las medidas previstas en la normativa de aplicación (Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo o Ley 31/1995, de 8 de noviembre) y salvo especificaciones concretas del Servicio de Prevención para la empresa en cuestión, han de seguirse las instrucciones de la Guía de prevención y control frente al COVID19 del Ministerio de Sanidad, donde se define los niveles y medidas de protección en función de la naturaleza de las actividades, la evaluación del riesgo para los trabajadores y las características del agente biológico. En este sentido, hay que tener presente, según Sanidad, tres niveles de riesgo en función de los escenarios de riesgo de exposición al coronavirus SARS-CoV-2 en el entorno laboral . (Ver: Selección, utilización y mantenimiento de los equipos de protección individual (Epis).

a) exposición de riesgo

Personal sanitario asistencial y no asistencial que atiende un caso confirmado o en investigación sintomático.

Conductor de ambulancia, si hay contacto directo con el paciente trasladado.

Tripulación medios de transporte (aéreo, marítimo o terrestre) que atiende durante el viaje un caso sintomático procedente de una zona de riesgo.

Situaciones en las que no se puede evitar un contacto estrecho en reuniones de trabajo con un caso sintomático.

REQUERIMIENTOS PREVENTIVOS: En función de la evaluación específica del riesgo de exposición de cada caso: componentes de EPI de protección biológica y, en ciertas circunstancias, de protección frente a aerosoles y frente a salpicaduras

b) exposición de bajo riesgo

Personal sanitario cuya actividad laboral no incluye contacto estrecho con el caso confirmado:

  • Acompañantes para  traslado.
  • Celadores, camilleros, trabajadores de limpieza.

Personal de laboratorio responsable de las pruebas de diagnóstico virológico.

Personal no sanitario que tenga contacto con material sanitario, fómites o desechos posiblemente contaminados 

Ayuda a domicilio de contactos asintomáticos.

REQUERIMIENTOS PREVENTIVOS: En función de la evaluación específica del riesgo de cada caso: componentes de EPI de protección biológica.

c) baja probabilidad de exposición

Trabajadores sin atención directa al público, o a más de 2 metro de distancia, o con medidas de protección colectiva que evitan el contacto:

  • Personal administrativo.
  • Conductor ambulancia con barrera colectiva, sin contacto directo con el paciente.
  • Conductores de transportes públicos
  • Personal de seguridad
  • Policías/Guardias Civiles
  • Personal aduanero
  • Bomberos y personal de salvamento

REQUERIMIENTOS PREVENTIVOS: No necesario uso de EPI. En ciertas situaciones (falta de cooperación de una persona sintomática):

  • protección respiratoria,
  • guantes de protección.
  • 2.- ¿Qué pasa si no proporciona mascarillas ante la imposibilidad de encontrarlas en el mercado?

Como procedimiento podríamos fijar:

a) Si la empresa no facilita el equipo de protección adecuado la persona trabajadora ha de ponerse en contacto con el/la delegado de prevención.

b) Se debe requerir formalmente a la empresa la entrega del EPI en base al art. 17 LPRL según el procedimiento establecido en cada caso (correo, intranet, en papel, …). Es recomendable, anticipándose a un posible silencio por parte de la empresa, fijar un período de esperar antes de accionar contra una posible inactividad empresarial, y siempre recalcando el deber de proporcionar dicho EPI antes de empezar a trabajar.

Si la empresa responde indicando su negativa, deberá motivar su decisión por escrito o dar las soluciones temporales que permitan desarrollar la actividad de forma segura.

En caso contrario podría realizarse una denuncia -por vía anónima y telemática- ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. 

c) Cuando se produce una situación de «riesgo laboral grave e inminente», el apdo. 4, Art. 4 LPRL define el riesgo grave e inminente como «aquel que resulte probable racionalmente se materialice en un futuro inmediato y pueda suponer un daño grave para la salud de los trabajadores».  Sentencia Social Nº 194/2015, Tribunal Superior de Justicia de Andalucia, Sala de lo Social, Sección 1, Rec 2276/2014 de 29 de Enero de 2015

Atendiendo a la normativa, en caso de que la exposición al riesgo se pueda producir de forma inmediata, y que la misma suponga un daño grave para la salud de los trabajadores, aunque este daño no se manifieste de forma inmediata, debe realizarse una paralización inmediata de la actividad. Paralización que podrá realizarse de distintas formas:

  1. Las personas trabajadoras paralizan su actividad y abandonan el lugar de trabajo. Existiendo motivos justificados los trabajadores no podrían ser sancionados por ello, no obstante si se demuestra que el trabajador paraliza la actividad actuando de mala fe sí podría ser sancionado.
  2. Los representantes de los trabajadores por mayoría deciden paralizar la actividad porque consideran que el empresario no cumple con sus obligaciones de adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar este riesgo.
  3. Los Delegados de Prevención deciden paralizar dicha actividad por mayoría por no dar tiempo a reunir al Comité de Empresa.
  • 3.- ¿Qué consecuencias tendrá para la empresa no entregar un EPI para evitar el posible contagio del coronavirus?

El empresario tiene el deber de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo. El incumplimiento de esta obligación supone la existencia de responsabilidades de varios tipos:

Responsabilidad Laboral-prestacional del empresario en caso de accidente de trabajo (AT) o enfermedad profesional (EP)

Recargo de prestaciones 

– Art. 164 Ley General de la Seguridad Social,

Responsabilidad administrativa del empresario en caso de accidente de trabajo (AT) o enfermedad profesional (EP)

– Art. 12.16 LISOS.

Responsabilidad Civil del empresario en caso de accidente de trabajo (AT) o enfermedad profesional (EP)

 – Arts. 11011902 del Código Civil.

Responsabilidad Penal del empresario en caso de accidente de trabajo (AT) o enfermedad profesional (EP)

  • Nos encontraríamos ante posibles delitos de puesta en peligro de personas -ante situaciones como la ordena de actividad sin EPIS adecuados-; de/por omisión -no proporcionar EPIS o no indicar los EPIS necesarios en la evaluación de riesgos-.

– Art. 318 del Código Penal“.

Se espera que la entrada sea de valor para todos.

FUENTES:

  1. Cuándo pueden volver a trabajar las empleadas de hogar. BUSINESS INSIDER: Cuándo pueden volver a trabajar las empleadas de hogar | Business Insider España
  2. ¿Cuándo pueden volver a trabajar las empleadas de hogar? 65 Y MÁS: ¿Cuándo pueden volver a trabajar las empleadas de hogar? (65ymas.com)
  3. ¿Cuándo pueden volver a trabajar las empleadas de hogar? (65ymas.com) WELCOME TO THE JUNGLE: ¿Está obligada la empresa a entregar mascarillas y guantes a los empleados?
  4. Estado de alarma por coronavirus: ¿cómo afecta a los trabajadores? OCU: Derechos de los trabajadores durante la alarma por coronavirus | OCU
  5. Guía sobre el impacto del COVID-19 en el trabajo. CNT CÓRDOBA: Guía sobre el impacto del COVID-19 en el trabajo | CNT Córdoba
  6. Coronavirus Covid-19: ¿Qué Equipos de Protección Individual ha de proporcionar la empresa a sus trabajadores? IBERLEY: Coronavirus Covid-19: ¿Qué EPIS ha de proporcionar la empresa a sus trabajadores? ¿Qué pasa si no lo hace? | Iberley
  7. La obligación de la empresa de proteger al trabajador frente al COVID-19. CUESTIONES LABORALES: Obligación empresarial de proteger al trabajador del Coronavirus (cuestioneslaborales.es)
  8. Empleados de hogar: lo que hay que saber. OCU: Empleadas de hogar | OCU
  9. Guía para las empleadas de hogar frente al coronavirus. USO MADRID: Guía para las empleadas de hogar frente al coronavirus – USO Madrid (uso-madrid.es)
  10. Medidas especiales para empleadas de hogar que se hayan quedado sin trabajo a causa de la pandemia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s