Derecho, Derecho mercantil

Sociedades OFFSHORE

El objeto principal de esta entrada es conocer el régimen legal de este tipo de sociedades, así como su forma de constitución y las actividades que llevan a cabo, así como la legalidad de las mismas sociedades en su conjunto.

En primer lugar, cabe destacar que “las sociedades ‘offshore’ u opacas son sociedades mercantiles domiciliadas normalmente en un paraíso fiscal por un no residente, que están exentas de impuestos y que cumplen con las siguientes características principales:

– Se inscriben en un registro a través de abogados y agentes especializados acreditados ante la jurisdicción ‘offshore’. Estos se encargan de la constitución, redactar los estatutos, proveer a la sociedad de accionista y proceder al registro.

– No operan económicamente en el país en el que se domicilian. Por otro lado, los directores no deben tener su domicilio en el país de la sede social, no puede utilizar mano de obra local y no puede utilizar la economía del país de acogida en materia de inversión, transferencias bancarias… Están controladas por empresas o personas no residentes que llevan a cabo sus negocios en otros lugares y utilizan el paraíso fiscal únicamente como domicilio legal de la sociedad, para aplicar una legislación que les es favorable.

– Estricta confidencialidad. El titular real de dicha sociedad permanece oculto bajo el nombre del testaferro, pero tiene plenos poderes para operar desde su lugar de residencia: abriendo cuentas, realizando transacciones de bienes o dinero, etc., de manera anónima.

– Se benefician de leyes de privacidad que permiten, o bien que no sea necesario comunicar al Registro Mercantil los datos de los directores y accionistas de la sociedad, o bien que se utilicen directores y accionistas fiduciarios (testaferros), permaneciendo oculto el titular real de la sociedad, quien tiene plenos poderes para operar desde su lugar de residencia: abriendo cuentas, realizando transacciones de bienes o dinero, etc.. de manera anónima.

– Opacidad informativa. No existe información y transparencia acerca de la actividad y operaciones económicas de estas sociedades, y tampoco sobre el propietario o beneficiario de determinados bienes.

Conforme a estas premisas, podemos decir que el principal atractivo para constituir una sociedad ‘offshore’ es el ahorro de impuestos, pues tan solo deberán satisfacer la licencia anual correspondiente.

En este sentido, no tributan en el país de domicilio por el Impuesto sobre Sociedades, IVA, Transmisiones Patrimoniales, Sucesiones, etc.. ya que no realizan ninguna actividad en este territorio que genere rentas sujetas a tributación”.

Dicho de otra manera, “una sociedad offshore es una empresa cuya característica principal es que están registradas en un país en el que no realizan ninguna actividad económica. Los países en los que están radicadas suelen ser paraísos fiscales, para beneficiarse de las ventajas fiscales que éstos ofrecen. Las personas extranjeras que controlan la sociedad utilizan el paraíso fiscal como domicilio legal. A grandes rasgos, tres son las grandes ventajas que aporta: protección de activos, confidencialidad y privacidad, y ventajas fiscales.

Respecto a estas últimas, los tributos que pueden evitarse con una sociedad offshore se encuentran el impuesto de sucesiones, el del patrimonio, los impuestos al consumo o el de la renta. Mientras que los costes se reducen a una cuota de registro, que los sitios especializados cifran entre 200 y 600 dólares al año. Además de un coste de constitución que tampoco suele exceder de los 1.000 dólares.

En el portal Offshorebankshop.com es uno de los sitios con más completa información al respecto. Así lo definen ellos mismos: «La característica principal de una sociedad offshore es que no puede realizar negocios en el territorio donde esté constituida la empresa ya que pasaría a ser una sociedad onshore, es decir, el paraíso fiscal le haría tributar como cualquier sociedad registrada en el país y los tipos impositivos serían muy similares a los de una empresa constituida en un país de altos impuestos».

Desde este tipo de plataformas se puede constituir una sociedad offshore con mucha rapidez. Por ejemplo, podemos optar por Belize, un país del Caribe Centroamericano que se ubica entre México y Guatemala. Así se resumen las ventajas que acarrea: «No pagará ningún tipo de impuesto al gobierno de Belice incluyendo el Sello de aduana, el único pago será una tasa anual mantenimiento de la compañía que será de 595 euros, fácil y rápida constitución de la sociedad, en 24 horas podríamos tener su corporación. No hay que registrar cuentas, las cuentas no son auditadas, no hay registro público del accionista».

Para actuar dentro de la ley, una empresa offshore debe cumplir ciertas condiciones: en primer lugar, los directores de la sociedad no deben tener su domicilio en el país de la sede social. La empresa no podrá ejercer actividades comerciales en este país y no utilizar la mano de obra local. Por contra, sí se permite tener un representante de la compañía en el sitio. La sociedad no podrá utilizar la economía de los países de acogida, en particular, en materia de inversión, subsidios y transferencias bancarias.

Varios territorios han sido etiquetados por el Fondo Monetario Internacional como centros financieros offshore. Los siguientes son los que están siendo evaluados por la entidad para mejorar criterios como la transparencia y la cooperación: Andorra, Anguila, Aruba, Bahamas, Belize, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Cook, Chipre, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersey, Liechtenstein, Macao, Malasia, Mónaco, Montserrat, Antillas Holandesas, República de Paulau, Panamá, Samoa, Seychelles, Vanuatu”.

En segundo lugar, cabe destacar que “el régimen en los países en los que se establecen compañías y cuentas offshore tiende a promover la flexibilidad empresarial. Esto significa que las actividades corporativas en estos países son mucho más indulgentes en comparación con las leyes que rigen a las empresas en los países desarrollados.

Las compañías offshore se utilizan para una variedad de propósitos comerciales y privados, algunos legítimos y económicamente beneficiosos, mientras que otros pueden ser dañinos o incluso criminales.

Con frecuencia se hacen denuncias en la prensa sobre el uso de compañías offshore para el lavado de dinero, evasión de impuestos, fraude y otras formas de delitos de cuello blanco.

Las compañías offshore también se utilizan en una amplia variedad de transacciones comerciales, desde compañías holding genéricas hasta empresas conjuntas y vehículos de cotización. También se utilizan ampliamente en relación con la riqueza privada para la mitigación de impuestos y la privacidad.

La información detallada en relación con el uso de compañías offshore es notoriamente difícil de encontrar debido a la naturaleza opaca de gran parte del negocio (y porque, en muchos casos, las compañías se usan específicamente para preservar la confidencialidad de una transacción o individuo).

Es un punto de vista común que la mayoría de los usos de las compañías offshore son impulsados ​​por la mitigación de impuestos y / o el arbitraje regulatorio. Otros usos legítimos comúnmente citados de compañías offshore incluyen usos como empresas conjuntas, financiación de SPV, vehículos que cotizan en bolsa, sociedades de cartera y estructuras de activos, y vehículos comerciales.

Tipos de Sociedades Offshore

Los tipos de sociedades offshore existentes son:

Corporaciones Internacionales de Negocios (Offshore IBC)

Numerosos centros financieros offshore han adoptado legislación sobre IBC offshore. A continuación se presentan algunos ejemplos de aplicaciones IBC:

  • Un tipo de entidad conveniente para abrir una cuenta bancaria offshore y obtener una tarjeta de crédito
  • Una empresa confidencial para un holding internacional, que actúa como una empresa matriz ;
  • Un vehículo ideal para transacciones legítimas, como por ejemplo, inversiones inmobiliarias;
  • Una forma óptima y confidencial de invertir en el extranjero;
  • Tu propia IBC puede satisfacer todas tus necesidades privadas y comerciales cuando estés en el extranjero;
  • Una práctica herramienta corporativa para el registro de un yate o barco;
  • Una estructura excelente para las iniciativas de reclutamiento de empleados en el entorno empresarial internacional.

Los nombres de los beneficiarios, directores y miembros no figuran en documentos públicos ni están registrados en las autoridades locales. Estas personas pueden residir en cualquier parte del mundo.

No se requiere devolución anual y / o auditoría, y todos los datos financieros se mantienen de forma confidencial en la la oficina de la compañía.

La sociedad offshore puede tener directores corporativos, mejorando aún más sus características confidenciales.

Una IBC goza de un estado exento con respecto a prácticamente todo tipo de impuestos y derechos de timbre. Por ejemplo, puede tener millones de dólares en ganancias y aún así no pagar prácticamente impuestos en el país o territorio donde se incorporó.

Sociedad Limitada Privada o Ltd

Ahora que hemos visto las ventajas que ofrece una IBC, podríamos preguntarnos por qué alguien optaría por una Ltd.

El hecho de que debes administrar y presentar una contabilidad Ltds mejora la reputación de la empresa. Cuando necesites una cuenta bancaria para tu negocio, trabajar con una sociedad offshore limitada te facilitará las cosas.

Las Ltd también pueden estar exentos de impuestos. Esto es especialmente cierto en países con impuestos territoriales, aquellos en los que solo se gravan los ingresos obtenidos del país, pero no los ingresos obtenidos del extranjero. Por supuesto, la exención de impuestos tiene un precio. Deberás asegurarte de que tu contabilidad sea precisa y esté bien detallada.

La sociedad anónima offshore no puede realizar actividades en el territorio de un paraíso fiscal donde se registró bajo ninguna circunstancia. Este tipo de empresas también están exentas de impuestos, la responsabilidad limitada de los socios se indica de acuerdo con el capital social aportado y los dividendos se gravan en el país donde se deposita el dinero.

Este tipo de empresas es utilizado por 1 o 2 socios y no puede solicitar ningún tipo de licencias en paraíso fiscal. Son muy comunes en Belice, San Vicente y las Granadinas, Seychelles y Costa Rica.

Sociedades de Responsabilidad Limitada (LLC)

Existen ventajas para establecer una empresa y una sociedad de responsabilidad limitada (LLC), y otras ventajas para establecer una LLC en una cuenta en el extranjero. Muchas personas buscan crear una LLC offshore para reducir los pagos de impuestos, pero esto debe hacerse legalmente.

Estas sociedades tienen el beneficio de responsabilidad limitada, pero con la división de ganancias característica de las sociedades, por lo que las ganancias se dividen entre los socios en función de su participación en el negocio.

Si los miembros o socios de una LLC no están domiciliados y no son residentes fiscales dentro de la jurisdicción de constitución, y las actividades comerciales se basan fuera del país de constitución, entonces ni la empresa ni los miembros / socios están sujetos a impuestos en la jurisdicción de constitución.

LLC es una combinación entre la sociedad de responsabilidad limitada y una sociedad personal.

Igual que las Ltd, las LLC limitan la responsabilidad, pero en vez de constituir personalidad jurídica propia, son transparentes fiscalmente, es decir, los ingresos se tratan fiscalmente como si fueran a parar directamente a los dueños, pudiendo evitar así impuestos sobre dividendos y la doble imposición (se evitan los impuestos en origen).

Diferencias entre una Sociedad Offshore y una Sociedad Onshore

La principal diferencia entre sociedades offshore y onshore es que la deslocalización implica completar el trabajo en un país diferente.

Cada año, hay millones de compañías offshore que se registran en las jurisdicciones más utilizadas como Belice, Seychelles, la Isla de la Virgen Británica, etc. ¿Por qué elegir una compañía offshore? Bueno, además de una gama de beneficios fiscales, la compañía offshore ofrece ciertas ventajas en la mayoría de las jurisdicciones:

  • Se puede registrar rápidamente solo por varios días, o incluso 24 horas.
  • Puede obtener más ventajas financieras y de privacidad. Evidentemente, una empresa offshore, la mayoría de las veces, puede beneficiarse de:
    • Requisitos financieros y de auditoría mínimos.
    • Sin control monetario
    • No hay obligación para los propietarios de la empresa de residir en el país anfitrión offshore

Otra diferencia clave entre sociedad offshore y onshore radica en su proceso de incorporación. Puede tener una compañía offshore incorporada a través de un procedimiento más rápido y simple en comparación con el de la compañía onshore.

En el lado opuesto, la compañía en tierra es una opción muy utilizada, ya que ayuda a las empresas a:

  • Minimizar las barreras culturales y lingüísticas.
  • Permitir que sea más fácil para el proceso de comunicación, así como monitorizar los proyectos tercerizados del negocio gracias a la misma zona horaria.

A pesar de algunas de sus características sobresalientes, especialmente atractivas para las nuevas empresas que desean expandir sus negocios en el extranjero, la sociedad offshore tiene algunos inconvenientes como los siguientes:

  • Normalmente, las compañías offshore están sujetas a una tarifa fija anual.
  • Para ser calificada como una empresa offshore legal, la empresa en particular también debe cumplir con ciertos requisitos de los cuales sus actividades comerciales no deben caer en algunas categorías “restringidas” para realizar negocios según las normas del país offshore.
  • También es digno de mención que tomar la decisión sobre la jurisdicción offshore más adecuada para una empresa puede tomar mucho tiempo y requerir grandes esfuerzos de investigación. Se recomienda encarecidamente contratar a un proveedor de servicios de confianza para ahorrar tiempo y recursos para la formación de su empresa offshore.

Las compañías onshore, por el contrario, se vinculan con algunas desventajas:

  • Las empresas onshore tienen más probabilidades de realizar la mayoría de sus negocios en el país de registro; por lo tanto, están obligados a cumplir con el control estatal y el conjunto de reglas locales también.
  • A diferencia de las compañías offshore que pueden beneficiarse de los tratamientos de confidencialidad en algunas jurisdicciones offshore, los detalles de identidad de los propietarios de las compañías onshore son menos confidenciales. La mayoría de la información de los beneficiarios reales de una compañía en tierra normalmente se divulga al público.
  • Para que se establezca una empresa onshore, también se necesita un proceso más complicado y más dinero para hacer frente a la contratación y la capacitación de los empleados.

Las Sociedades Offshore, ¿son legales?

Compañía offshore, paraíso fiscal, evasión fiscal … De hecho, cuando hablamos de compañías offshore, a menudo nos vienen a la mente los paraísos fiscales y la evasión de impuestos.

Sin embargo, si nos mantenemos en la definición misma de la compañía offshore, es solo una cuestión de crear una compañía en el extranjero, es muy posible crear una compañía en el extranjero, evitar los impuestos y ser legal.

Por otro lado, es posible crear una sociedad offshore en la mayor ilegalidad, por lo que no estamos hablando de optimización fiscal sino de evasión fiscal o incluso evasión fiscal.

Depende de ti y de acuerdo con tu situación, realizar arbitrajes sobre el país elegido, la definición de tu actividad, el establecimiento de tus cuentas bancarias, etc

Ejemplo de Sociedad Offshore

Tomemos un ejemplo, tienes una empresa de comercio electrónico con productos que envías desde China a Portugal.

Tu empresa tiene su sede en China, donde tiene sus cuentas bancarias y realiza sus negocios de forma regular, por ejemplo, contratando a alguien en el acto para todas las tareas administrativas.

Tu negocio está bien establecido en China, incluso si vives en España, en este caso es posible, con la ayuda de una empresa especializada, para dar todos los pasos en la legalidad.

Sin embargo, ten en cuenta en este contexto que la administración tributaria requiere que cualquier residente fiscal declare sus cuentas en el extranjero utilizando el formulario que deberás adjuntar a tu declaración de impuestos.

Debes indicar los detalles del banco, referencias de cuenta, su naturaleza (cuenta de depósito, ahorros, …) y especificar, entre otras cosas, si se trata de una cuenta personal o profesional.

Por otro lado, no tienes la obligación de especificar el saldo de tus cuentas en el extranjero.

De lo contrario, te expones a sanciones pecuniarias, además de los impuestos que deberás regularizar con intereses de demora.

¿Cuándo un territorio es considerado un paraíso fiscal?

Un territorio se considera un paraíso fiscal cuando ofrece a las personas y empresas extranjeras poca o ninguna responsabilidad fiscal en un entorno político y económicamente estático.

Los paraísos fiscales también comparten información financiera limitada o nula con las autoridades fiscales extranjeras. Estos territorios generalmente no requieren residencia o presencia comercial para que las personas y las empresas se beneficien de sus políticas fiscales.

Los paraísos fiscales extraterritoriales se benefician del capital que sus países aportan a la economía. Los fondos pueden fluir de individuos y empresas con cuentas configuradas en bancos, instituciones financieras y otros vehículos de inversión.

Las personas y las empresas pueden beneficiarse potencialmente de los impuestos bajos o nulos que se cobran sobre los ingresos en países extranjeros donde se pueden permitir lagunas, créditos u otras consideraciones fiscales especiales.

¿En qué países se suelen crear este tipo de Sociedades?

Una lista de algunos de los paraísos fiscales más populares donde se crean las sociedades offshore incluye: Andorra, las Bahamas, Belice, Bermudas, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Caimán , las Islas del Canal, las Islas Cook, la Isla de Jersey, Hong Kong, La Isla de Man, Mauricio, Liechtenstein, Mónaco, Panamá, San Cristóbal y Nieves.

En todo el mundo no existe un estándar ampliamente definido para la clasificación de un país de paraíso fiscal. Sin embargo, hay varios organismos reguladores que supervisan los países de paraíso fiscal, incluida la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de los EE.

Las características de los países con paraísos fiscales generalmente incluyen:

  • impuestos nulos o de bajos ingresos,
  • informes mínimos de información,
  • falta de obligaciones de transparencia,
  • falta de requisitos de presencia local y
  • comercialización de vehículos paraísos fiscales.

Ventajas y desventajas de las Sociedades Offshore

Para finalizar el estudio de las sociedades offshore, vamos a indicar las ventajas y los inconvenientes de las mismas.

Ventajas

Las compañías offshore a menudo están exentas de pagar impuestos sobre los ingresos obtenidos en áreas bajo la jurisdicción del país extranjero. Otra ventaja es el bajo coste. Los costes y tarifas involucrados en el establecimiento y operación de la entidad offshore generalmente son bajos en los países en los que existen.

Los requisitos de informes de cumplimiento también son mínimos. Por ejemplo, en regiones como las Islas Caimán, casi no hay información disponible para el público sobre tales compañías offshore.

La flexibilidad empresarial es la mayor ventaja. Los beneficios bajo esto incluyen reglas mínimas de capitalización, bajo mantenimiento de capital y normas alentadoras de asistencia financiera. La mayoría de las regiones también permiten a las compañías offshore escapar con sus propias reglas para el pago de dividendos.

Otra razón por la cual se crean compañías offshore se debe a las fuertes leyes de protección de activos de los locales offshore. La mayoría de las veces, los detalles de los beneficiarios se mantienen anónimos. La mejor parte es quizás el hecho de que la banca offshore generalmente ayuda a promover la causa de la protección de los activos.

Desventajas

El sospechoso habitual, por supuesto, es que las compañías offshore pueden ser utilizadas para evadir impuestos. Estas empresas también se pueden utilizar para realizar transacciones ilegales. La más popular es que las compañías offshore pueden emplearse para guardar dinero no contabilizado.

Además de los puntos anteriores, otro inconveniente es que la naturaleza misma del negocio dificulta su evaluación por parte de inversores. Esto se debe a que las leyes y reglas bajo las cuales existen pueden ser desconocidas o difíciles de comprender.

La sociedad offshore también corre el riesgo de perder los beneficios disponibles en su país de origen, como los beneficios comerciales.

Lo último en el caso de sociedad offshore en Panamá es que los fiscales están analizando las acusaciones de que un pirata informático estaba detrás de la filtración de los documentos. Se sospecha que el hack se originó fuera de Panamá. Europa se considera como una posibilidad. Cualquier desarrollo adverso o revelación que pueda surgir llevaría a los paraísos fiscales a repensar sus estrategias para atraer dinero a su país utilizando empresas “fantasmas”.

¿Cómo crear una Sociedad Offshore?

Aquí tienes cinco pasos generales para abrir una empresa offshore, de principio a fin:

  1. Define tus objetivos y las razones por las cuales quieres ir al extranjero.
  2. Haz un plan y consulta a profesionales en impuestos internacionales. Pagar un poco por adelantado es obvio cuando se trata de tu tranquilidad en el futuro.
  3. Identifica dónde deseas crearla, con la ayuda de tu asesor.
  4. Decide qué tipo de entidad legal deseas establecer: ciertos tipos de compañías offshore solo están disponibles en jurisdicciones específicas.
  5. Registra tu empresa (normalmente, este es un proceso sencillo que puede llevar tan solo una hora en algunos países).

¿Y qué haces después de formar tu corporación offshore?

Abre una cuenta bancaria en su nueva jurisdicción. El hecho de que tengas que viajar físicamente al banco depende de algunas cosas, incluyendo dónde está incorporada tu empresa, tu nacionalidad y dónde tienes la intención de realizar operaciones bancarias.

El primer paso más importante hacia una corporación offshore es simplemente tomar medidas. Y siempre, gestionar tu negocio dentro de los parámetros legales”.

Por esto, cabe destacar que se trata de sociedades con sedes en paraísos fiscales para pagar menos impuestos, amasando grandes fortunas, así como la posibilidad de cometer delitos fiscales.

En cuanto a los paraísos fiscales, se ha de señalar que “la OCDE señala cuatro elementos para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal:

– Ausencia de tributación, o tributación meramente nominal y no efectiva.

– Falta de transparencia.

– Ausencia de intercambio de información con relevancia tributaria con las autoridades extranjeras, en relación con quienes se benefician de sus ventajas impositivas. El rechazo del intercambio de información puede venir establecido en la normativa nacional, o bien constituir la práctica habitual de las autoridades.

– No exigencia del desarrollo de una actividad económica real para beneficiarse de las ventajas fiscales y la opacidad.

Paradójicamente, a día de hoy todos los territorios que inicialmente estaban incluidos en el listado de paraísos fiscales y jurisdicciones no cooperantes elaborado por la OCDE han salido de la lista, al haberse comprometido, mediante acuerdos internacionales, a intercambiar información conforme a los estándares de la organización internacional. Entre ellos figuraba Panamá. No obstante, este criterio ha sido fuertemente criticado por su débil impacto, dado que los acuerdos de intercambio de información se han reducido, en la práctica, a una cuestión más formal que efectiva, y al hecho de que, para salir de la lista negra de la OCDE, bastaba con suscribir 12 de estos acuerdos, los cuales muchos de los países en ella incluidos terminaron firmando entre sí.

Desde 1991, la normativa tributaria española contiene una lista de territorios calificados como paraísos fiscales. Originariamente esa lista incluía 48 territorios, que han quedado reducidos a 23 tras la salida de todas aquellas jurisdicciones que han suscrito con España un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria o un convenio para evitar la doble imposición con cláusula de intercambio de información. Entre esas jurisdicciones que han salido de la “black list” se encuentran Andorra, Hong-Kong, Malta, Singapur o Panamá.

Es importante precisar que la lista cerrada de paraísos fiscales nunca ha incluido varios territorios que a nivel de la opinión pública siempre han tenido esa consideración, como Suiza, el Estado de Delaware en EE.UU., o Luxemburgo (excepto para las sociedades acogidas a un determinado régimen tributario preferencial).

Ahora bien, el uso de este tipo de vehículos puede ser moralmente reprochable, pero perfectamente lícito si también lo es el negocio desarrollado por la sociedad extranjera, o el origen del patrimonio que detenta, y si sus titulares reales han informado a la administración tributaria española de su existencia. A estos efectos, debemos recordar que los residentes en España están obligados a declarar, con efectos desde el año 2012 y carácter anual, los bienes y derechos de su titularidad situados en el extranjero, a través del renombrado modelo 720.

Sin duda, varias de las personas que han aparecido en la prensa en los últimos días habrán regularizado sus inversiones “offshore” en el año 2012 a través de la declaración tributaria especial, y vendrán presentado religiosamente sus modelos 720. Desde el punto de vista jurídico no hay nada que objetar a esas personas, aunque sí exista una absoluta falta de ejemplaridad de su conducta cuando se trata de cargos públicos o de personajes de la vida social.

En cualquier caso, el cerco al uso de este tipo de instrumentos con fines de elusión fiscal es cada vez más estrecho. A raíz de las iniciativas promovidas por la OCDE, el G-20, y, más recientemente por la Unión Europea, e impulsadas entre otros por España, el estándar internacional de intercambio de información tributaria entre los países pasará, con carácter inminente, de la modalidad de previa petición a la de intercambio automático. 55 países se han comprometido a iniciar en 2017 el intercambio automático de información, con datos referidos a cuentas financieras que estén abiertas a finales de 2015 y a cuentas que se abran con posterioridad a esa fecha. Otras 43 jurisdicciones se han obligado a hacerlo a partir de 2018″.

En cuarto lugar, también es importante destacar que “crear sociedades offshore no es ilegal. Tampoco lo es tener dinero en paraísos fiscales, pero sí podría llegar a serlo si su creación se produce para ocultar patrimonio (con ánimo de eludir el pago de impuestos), o la procedencia ilícita de un capital.

Estas sociedades están acogidas a regulaciones legales y fiscales muy laxas, que supone una exención casi total de impuestos. A estas ventajas fiscales se suman otras como: sencillez en su creación (pueden ser constituidas en poco más de 48 horas y con una mínima documentación), simplicidad en su administración (no estando obligadas a presentar las cuentas anuales en algunas jurisdicciones), bajo coste económico, etc.

Algunas multinacionales españolas tienen o han tenido filiales offshore para operar en otros países más inestables o donde el tráfico mercantil se rige por normas menos seguras.

Es lícito, por tanto, en el contexto de una planificación fiscal más ventajosa, constituir estas sociedades, pero son sus especiales características -principalmente la opacidad y anonimato que proporcionan a los titulares reales-, las hacen que se utilicen también como medio para evitar el pago de impuestos, que está penado en el artículo 305 del Código Penal.

Es decir, si bien las sociedades ‘offshore’ no tributan en el país en el que se domicilian, los activos y bienes con los que operan sí deben haber liquidado los correspondientes impuestos en el país en el que se originaron.

La práctica nos indica que a través de estas sociedades opacas se pueden realizar múltiples operaciones económicas que se ocultan a la Administración, lo que favorece la elusión de divisas, impago de impuestos y blanqueo de capitales.

Por tanto, podemos afirmar que las sociedades ‘offshore’ son lícitas, lo que es ilícito es utilizarlas como medio para cometer un delito fiscal o contra la Hacienda Pública.

¿Qué son los paraísos fiscales?

Muchas sociedades ‘offshore’ se domicilian en los llamados paraísos fiscales, que podemos definir como aquellas jurisdicciones, de carácter estatal o subestatal, con niveles de tributación bajos o inexistentes, en los que los operadores económicos gozan del anonimato que proporcionan el secreto bancario, mercantil y profesional, garantizados estos últimos por normas de rango legal o constitucional.

Listas negras de paraísos fiscales

El Fondo Monetario Internacional ha considerado como centros financieros offshore, que tienen en común con los paraísos fiscales la opacidad en la información, los siguientes territorios: Andorra, Anguila, Aruba, Bahamas, Belize, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Cook,Chipre, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersey, Liechtenstein, Macao, Malasia,Monaco, Montserrat, Antillas Holandesas, República de Paulau, Panama, Samoa, Seychelles, Vanuatu.

En España, la lista negra de paraísos fiscales está regulada en el Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio, y se complementó en la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal, con otros dos conceptos: nula tributación y efectivo intercambio de información tributaria.

Así, aunque las normas de cada tributo pueden establecer especialidades, se tiene en cuenta para incluir o excluir de la Lista de Paraísos Fiscales las siguientes cuestiones:

Efectivo intercambio de información tributaria

En este sentido, se tiene en cuenta la existencia con dicho país o territorio de un convenio para evitar la doble imposición internacional con cláusula de intercambio de información. Mediante el Real Decreto 116/2003, de 31 de enero, por el que, entre otras normas, se modificó el Reglamento del IRPF y el Real Decreto 1080/1991, se añadió un artículo que establece que dejarán de tener la consideración de paraísos fiscales en el momento en que dichos convenios o acuerdos entren en vigor.

Nula tributación

Existe nula tributación cuando en el país o territorio de que se trate no se aplique un impuesto idéntico o análogo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al Impuesto sobre Sociedades o al Impuesto sobre la Renta de no Residentes, según corresponda. De ser así, se les incluye en la lista negra.

Además, la ley contempla una presunción de residencia de entidades teóricamente domiciliadas en territorios de nula tributación o paraísos fiscales cuando la mayor parte de sus activos se encuentren en territorio español.

Esta norma establece, asimismo, la posibilidad de actuar directamente frente a los depositarios o gestores de bienes de residentes en paraísos fiscales para hacer efectiva su responsabilidad solidaria respecto de las deudas tributarias de estos últimos.

El caso de Panamá

Panamá ya no es paraíso fiscal, firmó el convenio de doble imposición en 2010. Eso sí, según el convenio para evitar la doble imposición, las rentas que las sociedades domiciliadas generan en otros países están exentas al 100% de tributación allí. Además, el intercambio de información no es automático, la Administración tiene que pedir la información que busca.

Doctrina de “levantamiento del velo”

En relación de la utilización de sociedades interpuestas, no hay que olvidar la aplicación de la doctrina jurisprudencial de «levantamiento del velo». La aplicación de esta doctrina se produce cuando se interpone una sociedad en beneficio de personas físicas u otras personas jurídicas.

Existen sociedades interpuestas en todas partes, pero, en este caso, las sociedades opacas se domicilian en paraísos fiscaleso países sin intercambio de información tributaria automática o que no hacen pública la identidad de los socios.

Medidas de prevención

Entre las medidas para prevenir el blanqueo de capitales y la comisión de otros delitos contra la Hacienda Pública destacan las especiales obligaciones de información que pesan sobre los operadores jurídicos, en especial sobre abogados y notarios, y sobre las propias empresas que operan en los paraísos fiscales.

Posible delito fiscal de los españoles con sociedades opacas en Panamá

Las consecuencias de la información filtrada a través de esta investigación periodística de carácter internacional, han comenzado hoy mismo en nuestro país, pues los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han reclamado a la Agencia Tributaria (AEAT) que abra una investigación por posible delito fiscal a todos los españoles con sociedades ‘offshore’ –opacas- aparecidos en los llamados papeles de Panamá publicados este domingo por varios medios de comunicación.

Mediante nota de prensa, el colectivo considera que estos contribuyentes podrían haber incurrido en delito fiscal (si la cuota defraudada excede de 120.000 euros), ya que desde 2013 la ley española considera imprescriptibles los bienes en el extranjero no declarados, de forma que su valor tributa como ganancia patrimonial no justificada al tipo marginal del Impuesto sobre la Renta del último año no prescrito, que en este caso sería 2011.

En aquellos casos en que la cuota descubierta no supere los 120.000 euros, la AEAT impondría una multa del 150% del importe por la comisión de una infracción tributaria catalogada como muy grave, la cual es sancionada con la pena legal máxima.

No obstante, de estas consecuencias, según indican los técnicos de Gestha, se librarían los contribuyentes que hayan declarado correctamente el Modelo 720 de bienes situados en el extranjero, así como los autónomos y personas jurídicas residentes que tengan contabilizadas e identificadas estas sociedades de Panamá.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, ya se ha pronunciado sobre estas publicaciones aparecidas en diferentes medios de comunicación, informando que ha incoado diligencias de investigación al amparo de los artículos 5 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal y 773 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para determinar la existencia de presuntas actividades delictivas de blanqueo de capitales que se hayan podido cometer a través de las firma Mossack-Fonseca de Panamá, de conformidad con los artículos 65.1.e) de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 301.4 del Código Penal, ya que se trata en principio de delitos cometidos en el extranjero.

Modelo 720: declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero

El Modelo 720, sobre declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero, a que se refiere la disposición adicional decimoctava de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, se reguló por la OM HAP/72/2013, de 30 de enero, que determina, además,  el lugar, forma, plazo y el procedimiento para su presentación. 

Precisamente, el plazo de presentación de este modelo finalizó ayer, pese a estar previsto para el jueves 31 de marzo, la norma establece que, para aquellos supuestos en que por razones de carácter técnico no sea posible efectuar la presentación a través de Internet en el plazo reglamentario de declaración, dicha presentación podrá efectuarse durante los cuatro días naturales siguientes al de finalización de dicho plazo.

El interés de Hacienda es, precisamente, hacer aflorar posibles ganancias patrimoniales no justificadas o bienes no declarados en el extranjero: titularidad de cuentas bancarias, de un inmueble…, para poder perseguir cualquier posible delito fiscal.

El origen de este modelo está en la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, que ha introdujo una nueva disposición adicional decimoctava en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, por la que se establecía la obligación de informar sobre los bienes y derechos situados en el extranjero.

Consiste en una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero y tiene como objetivos:

– Informar sobre las cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.

– Informar sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.

– Informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

Crear sociedades offshore no es ilegal. Tampoco lo es tener dinero en paraísos fiscales, pero sí podría llegar a serlo si su creación se produce para ocultar patrimonio (con ánimo de eludir el pago de impuestos), o la procedencia ilícita de un capital.

Estas sociedades están acogidas a regulaciones legales y fiscales muy laxas, que supone una exención casi total de impuestos. A estas ventajas fiscales se suman otras como: sencillez en su creación (pueden ser constituidas en poco más de 48 horas y con una mínima documentación), simplicidad en su administración (no estando obligadas a presentar las cuentas anuales en algunas jurisdicciones), bajo coste económico, etc.

Algunas multinacionales españolas tienen o han tenido filiales offshore para operar en otros países más inestables o donde el tráfico mercantil se rige por normas menos seguras.

Es lícito, por tanto, en el contexto de una planificación fiscal más ventajosa, constituir estas sociedades, pero son sus especiales características -principalmente la opacidad y anonimato que proporcionan a los titulares reales-, las hacen que se utilicen también como medio para evitar el pago de impuestos, que está penado en el artículo 305 del Código Penal.

Es decir, si bien las sociedades ‘offshore’ no tributan en el país en el que se domicilian, los activos y bienes con los que operan sí deben haber liquidado los correspondientes impuestos en el país en el que se originaron.

La práctica nos indica que a través de estas sociedades opacas se pueden realizar múltiples operaciones económicas que se ocultan a la Administración, lo que favorece la elusión de divisas, impago de impuestos y blanqueo de capitales.

Por tanto, podemos afirmar que las sociedades ‘offshore’ son lícitas, lo que es ilícito es utilizarlas como medio para cometer un delito fiscal o contra la Hacienda Pública.

¿Qué son los paraísos fiscales?

Muchas sociedades ‘offshore’ se domicilian en los llamados paraísos fiscales, que podemos definir como aquellas jurisdicciones, de carácter estatal o subestatal, con niveles de tributación bajos o inexistentes, en los que los operadores económicos gozan del anonimato que proporcionan el secreto bancario, mercantil y profesional, garantizados estos últimos por normas de rango legal o constitucional.

Listas negras de paraísos fiscales

El Fondo Monetario Internacional ha considerado como centros financieros offshore, que tienen en común con los paraísos fiscales la opacidad en la información, los siguientes territorios: Andorra, Anguila, Aruba, Bahamas, Belize, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Cook,Chipre, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersey, Liechtenstein, Macao, Malasia,Monaco, Montserrat, Antillas Holandesas, República de Paulau, Panama, Samoa, Seychelles, Vanuatu.

En España, la lista negra de paraísos fiscales está regulada en el Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio, y se complementó en la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal, con otros dos conceptos: nula tributación y efectivo intercambio de información tributaria.

Así, aunque las normas de cada tributo pueden establecer especialidades, se tiene en cuenta para incluir o excluir de la Lista de Paraísos Fiscales las siguientes cuestiones:

Efectivo intercambio de información tributaria

En este sentido, se tiene en cuenta la existencia con dicho país o territorio de un convenio para evitar la doble imposición internacional con cláusula de intercambio de información. Mediante el Real Decreto 116/2003, de 31 de enero, por el que, entre otras normas, se modificó el Reglamento del IRPF y el Real Decreto 1080/1991, se añadió un artículo que establece que dejarán de tener la consideración de paraísos fiscales en el momento en que dichos convenios o acuerdos entren en vigor.

Nula tributación

Existe nula tributación cuando en el país o territorio de que se trate no se aplique un impuesto idéntico o análogo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al Impuesto sobre Sociedades o al Impuesto sobre la Renta de no Residentes, según corresponda. De ser así, se les incluye en la lista negra.

Además, la ley contempla una presunción de residencia de entidades teóricamente domiciliadas en territorios de nula tributación o paraísos fiscales cuando la mayor parte de sus activos se encuentren en territorio español.

Esta norma establece, asimismo, la posibilidad de actuar directamente frente a los depositarios o gestores de bienes de residentes en paraísos fiscales para hacer efectiva su responsabilidad solidaria respecto de las deudas tributarias de estos últimos.

El caso de Panamá

Panamá ya no es paraíso fiscal, firmó el convenio de doble imposición en 2010. Eso sí, según el convenio para evitar la doble imposición, las rentas que las sociedades domiciliadas generan en otros países están exentas al 100% de tributación allí. Además, el intercambio de información no es automático, la Administración tiene que pedir la información que busca.

Doctrina de “levantamiento del velo”

En relación de la utilización de sociedades interpuestas, no hay que olvidar la aplicación de la doctrina jurisprudencial de «levantamiento del velo». La aplicación de esta doctrina se produce cuando se interpone una sociedad en beneficio de personas físicas u otras personas jurídicas.

Existen sociedades interpuestas en todas partes, pero, en este caso, las sociedades opacas se domicilian en paraísos fiscaleso países sin intercambio de información tributaria automática o que no hacen pública la identidad de los socios.

Medidas de prevención

Entre las medidas para prevenir el blanqueo de capitales y la comisión de otros delitos contra la Hacienda Pública destacan las especiales obligaciones de información que pesan sobre los operadores jurídicos, en especial sobre abogados y notarios, y sobre las propias empresas que operan en los paraísos fiscales.

Posible delito fiscal de los españoles con sociedades opacas en Panamá

Las consecuencias de la información filtrada a través de esta investigación periodística de carácter internacional, han comenzado hoy mismo en nuestro país, pues los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han reclamado a la Agencia Tributaria (AEAT) que abra una investigación por posible delito fiscal a todos los españoles con sociedades ‘offshore’ –opacas- aparecidos en los llamados papeles de Panamá publicados este domingo por varios medios de comunicación.

Mediante nota de prensa, el colectivo considera que estos contribuyentes podrían haber incurrido en delito fiscal (si la cuota defraudada excede de 120.000 euros), ya que desde 2013 la ley española considera imprescriptibles los bienes en el extranjero no declarados, de forma que su valor tributa como ganancia patrimonial no justificada al tipo marginal del Impuesto sobre la Renta del último año no prescrito, que en este caso sería 2011.

En aquellos casos en que la cuota descubierta no supere los 120.000 euros, la AEAT impondría una multa del 150% del importe por la comisión de una infracción tributaria catalogada como muy grave, la cual es sancionada con la pena legal máxima.

No obstante, de estas consecuencias, según indican los técnicos de Gestha, se librarían los contribuyentes que hayan declarado correctamente el Modelo 720 de bienes situados en el extranjero, así como los autónomos y personas jurídicas residentes que tengan contabilizadas e identificadas estas sociedades de Panamá.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, ya se ha pronunciado sobre estas publicaciones aparecidas en diferentes medios de comunicación, informando que ha incoado diligencias de investigación al amparo de los artículos 5 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal y 773 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para determinar la existencia de presuntas actividades delictivas de blanqueo de capitales que se hayan podido cometer a través de las firma Mossack-Fonseca de Panamá, de conformidad con los artículos 65.1.e) de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 301.4 del Código Penal, ya que se trata en principio de delitos cometidos en el extranjero.

Modelo 720: declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero

El Modelo 720, sobre declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero, a que se refiere la disposición adicional decimoctava de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, se reguló por la OM HAP/72/2013, de 30 de enero, que determina, además,  el lugar, forma, plazo y el procedimiento para su presentación. 

Precisamente, el plazo de presentación de este modelo finalizó ayer, pese a estar previsto para el jueves 31 de marzo, la norma establece que, para aquellos supuestos en que por razones de carácter técnico no sea posible efectuar la presentación a través de Internet en el plazo reglamentario de declaración, dicha presentación podrá efectuarse durante los cuatro días naturales siguientes al de finalización de dicho plazo.

El interés de Hacienda es, precisamente, hacer aflorar posibles ganancias patrimoniales no justificadas o bienes no declarados en el extranjero: titularidad de cuentas bancarias, de un inmueble…, para poder perseguir cualquier posible delito fiscal.

El origen de este modelo está en la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, que ha introdujo una nueva disposición adicional decimoctava en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, por la que se establecía la obligación de informar sobre los bienes y derechos situados en el extranjero.

Consiste en una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero y tiene como objetivos:

– Informar sobre las cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.

– Informar sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.

– Informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

Tal y como informaba recientemente el REAF-REGAF, órgano especializado en materia tributaria del Consejo General de Economistas, esta normativa sobre la obligación de declarar bienes y derechos situados en el extranjero está siendo analizada por la Comisión Europea, pues podría vulnerar los principios de seguridad jurídica y capacidad contributiva, por lo riguroso del régimen sancionador y la imprescriptibilidad de rentas que puede que no guarde proporción con la finalidad de atajar el fraude fiscal, siendo también posible que se oponga al principio de libre circulación de capitales”.

Como conclusión, se puede destacar no ya sólo la opacidad de este tipo de sociedades, sino también otro tipo de características como la posible ilegalidad de sus actividades, ya que, si actúas con opacidad, algo tienes que ocultar.

Se espera que guste este artículo.

FUENTES:

  1. ¿Qué son las sociedades offshore? NOTICIAS JURÍDICAS: https://noticias.juridicas.com/actualidad/noticias/10995-iquest%3Bque-son-las-sociedades-offshore/
  2. La ilegalidad de las sociedades offshore está en sus fines, según expertos. FINANZAS.COM: https://www.finanzas.com/macroeconomia/la-ilegalidad-de-las-sociedades-offshore-esta-en-sus-fines-segun-expertos_13379938_102.html
  3. ¿No todas las sociedades offshore son ilegales? FINANZAS.COM: https://www.finanzas.com/empresas-y-directivos/no-todas-las-sociedades-offshore-son-ilegales_13410339_102.html
  4. ¿Qué son las sociedades offshore? PERIÓDICO ABC: https://www.abc.es/economia/20150303/abci-sociedad-offshore-201503021319.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F
  5. ¿Qué es una Sociedad Offshore y cómo funciona? PROTECCIÓN DE DATOS Y LOPD: https://protecciondatos-lopd.com/empresas/sociedad-offshore/
  6. Sociedad offshore. ECONOMIPEDIA: https://economipedia.com/definiciones/sociedad-offshore.html
  7. Las sociedades offshore: ¿Qué son, qué ventajas tienen, cuándo son ilegales…? MONTERO-ARAMBURU ABOGADOS: https://www.montero-aramburu.com/las-sociedades-offshore-que-son-que-ventajas-tienen-cuando-son-ilegales/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s