COVID-19, Derecho, Derecho Laboral, Pandemias, Teletrabajo

Prevenir y gestionar los conflictos laborales durante la cuarentena

El COVID-19 en el ámbito laboral ha trastocado todos los aspectos relacionados con la prestación de servicios, así como la forma de garantizar a los trabajadores una protección de riesgos laborales, sobre todo ahora que el teletrabajo ha venido para quedarse, y especialmente en la cuarentena obligatoria en los meses de marzo, abril y mayo.

En primer lugar, cabe señalar que “no reducir la productividad y continuar siendo igual de eficaces es el principal objetivo de cualquier trabajador que cambia la oficina por la mesa del salón o el despacho de casa. Sin embargo, según señala la psicóloga Rocío Lacasa, la motivación laboral no es una cuestión natural e inconsciente, sino que se debe “construir y trabajar sobre ella”.

Hay que recrear el marco de referencia y mantener una actitud creadora.- Rocío Lacasa

El profesor especialista en Psicosociología Laboral de la Universidad Oberta de Catalunya, Manel Fernández, recalca la importancia de mantener la confianza en los trabajadores y organizar la jornada en torno a objetivos y rutinas, no tanto por un horario estricto.

Así, los expertos coinciden en señalar ciertos hábitos y actitudes que ayudan a mantener el compromiso con el rendimiento laboral:

  • Marcarse objetivos diarios
  • Mantener rutinas que automaticen las labores (ducharse, vestirse, tomarse algún descanso)
  • Programar reuniones de equipo
  • Obtener feedback de los compañeros
  • Crear pensamientos positivos y proactivos

Cómo combatir la ansiedad

La psicóloga Rocío Lacasa asegura que el principal enemigo del confinamiento puede ser la ansiedad. “En cualquier situación de reajuste forzado hay una primera etapa de incertidumbre, donde puede haber miedo, frustración o ansiedad, que son un poco inevitables y normales”.

“El miedo es normal, sano y adaptativo”, y se acentúa en un contexto de alarma social, mientras que la ansiedad surge cuando empezamos a proyectar los problemas futuros. “Nos perdemos en pensamientos negativos y en un discurso victimista. Imaginar que las cosas no van bien, o que nos despiden, nos descentra y paraliza a la hora de poner en marcha una estrategia para optimizar nuestro rendimiento”, subraya la psicóloga. Por ello es funamental tener una mentalidad positiva y pensar que, en este caso, hay un objetivo común que es priorizar la salud de la ciudadanía.

El problema es que la ansiedad se alargue en el tiempo.- Rocío Lacasa, Psicóloga

Para Lacasa la clave reside en conocer bien el motivo que genera la ansiedad para acabar con ella: “Debemos saber bien el origen de la ansiedad. En qué películas nos estamos perdiendo”. De esta forma podremos gestionar nuestra forma de pensar y mejorar en el plano mental y físico.

Mantener el orden y cuidar el descanso

El tercer aspecto a tener en cuenta pasa por generar un entorno proclive para facilitar la concentración y, en consecuencia, el rendimiento laboral. Además de organizar un espacio para el trabajo, “limpiar la mesa, tener una agenda u ordenar los bolis son pequeños trucos que ayudan al cerebro”, asegura la psicóloga.

Mantener unas rutinas o hacer una buena separación entre espacios de trabajo y de ocio o relax también son técnicas que ayudan a disipar la sensación de agobio. Lacasa destaca el hecho de manener “un dormitorio limpio de estímulos e información para que el cerebro lo asocie al descanso”. En el hogar es necesario aprender a negociar los tiempos y el espacio

Como es lógico, muchos trabajadores se verán acompañados de familiares o amigos durante su periodo de teletrabajo. Esta circunstancia, junto con la necesidad de cumplir con las tareas laborales, puede generar situaciones complicadas para la convivencia. El experto en Psicosociología LaboralManel Fernández, aconseja “negociar en familia y aprender a poner límites para gestionar la situación”. Es decir, establecer una planificación con cierta flexibilidad y tacto, especialmente con los niños.

Saber desconectar

Para rendir en el trabajo es esencial tener la mente descansada y eso conlleva una desconexión eficaz diaria de los asuntos laborales. La psicóloga Elena San Martín aconseja evitar someterse a un bombardeo constante de información sobre el coronavirus, ya que eso sí “puede generar mucha ansiedad”. Las situaciones de alarma social pueden conducir a la hipocondría

Por otro lado, el Grupo Laberinto de Psicoterapia alerta de la posibilidad de que una situación de alarma social conduzca a la hipocondría“un trastorno mental que tiene como característica principal el miedo y la preocupación por padecer, o la certeza de tener una enfermedad grave, a partir de un autoanálisis obsesivo”. Algo que sin duda bloqueará las capacidades mentales de la persona

Rocío Lacasa añade a esta causa las informaciones que llegan por los chats de WhatsApp. “Una buena idea es hacer una propuesta en los chats para cortar el tema del coronavirus y utilizarlos para hablar de otras cosas, distraerse y reír.

Los memes sobre la enfermedad te hacen reír, pero te mantienen en el bucle.- Rocío Lacasa, Psicóloga

Abrir las ventanas; ventilar la casa y quedarse un rato en el balcón o mirando hacia el exterior y respirar aire fresco hacen más llevadera la cuarentena. También es importante hacer ejercicio físico indoor, como yoga, fitness o estiramientos, que estimulen otra parte de nuestro organismo y nos ayuden a desconectar de los asuntos laborales y del contexto”.

En segundo lugar, se ha de señalar que, “para prevenir los posibles riesgos que podemos encontrar a la hora de trabajar desde nuestras viviendas, la Fundación Laboral de la Construcción ofrece una serie de consejos y recomendaciones a tener en cuenta a la hora de desarrollar la actividad laboral conforme a la modalidad de teletrabajo. Dentro de esta modalidad lo más importante es saber cuáles son los principales riesgos ergonómicos, psicosociales y de seguridad que existen cuando trabajamos desde casa y cómo los podemos prevenir.

Riesgos ergonómicos. Los principales riesgos ergonómicos que pueden afectar al trabajador derivan del propio ambiente de trabajo, como puede ser el no disponer de buenas condiciones de iluminación, así como de los problemas en la postura. En este sentido, los principales riesgos residen en mantener posturas estáticas, así como en el diseño del puesto de trabajo que, en este caso, se tiene que adaptar al espacio disponible y mobiliario de la vivienda. También se deben tener en cuenta los propios hábitos posturales del trabajador, que pueden dar lugar a posturas inadecuadas de cuello, espalda, mano y/o muñeca.

Ante estos factores de riesgo, los técnicos de prevención recomiendan tener en cuenta diferentes aspectos y elementos en el diseño ergonómico del puesto, como es hacer un correcto uso de la pantalla, la mesa de trabajo, la silla y el teclado. A la hora de trabajar con estos elementos, se recomienda buscar mantener una postura correcta y evitar, no solo los esfuerzos corporales y mantener posturas inadecuadas, sino también posibles problemas de reflejos y visión. Algunos de estos consejos pasan por ajustar la luminosidad y contraste del monitor, contar con espacio suficiente en la mesa de trabajo para colocar todos los elementos, contar con una silla estable, con apoyo en la zona lumbar y apoyabrazos, así como dejar un espacio suficiente con el teclado para apoyar los brazos y las manos.

Infografía sobre una correcta colocación de los elementos en el puesto de trabajo.

Asimismo, se aconseja mantener unas óptimas condiciones de iluminación para evitar la fatiga visual: contar, siempre que sea posible, con iluminación natural, complementándola con iluminación artificial cuando no garantice las condiciones de visibilidad adecuadas; realizar pausas para descansar la vista; o colocar la pantalla de forma perpendicular a las ventanas, para evitar deslumbramientos o reflejos.

Además, para evitar el cansancio postural, se recomienda distribuir y regular los elementos del puesto de forma que permitan adoptar una posición adecuada, así como realizar pausas que permitan un cambio de postura y realizar, periódicamente, ejercicios de estiramiento.

Riesgos psicosociales: Los riesgos que puede sufrir el trabajador por causa de factores de riesgo psicosocial derivan, principalmente, de las características de las tareas y/o funciones del empleado, y de la estructura y organización del trabajo. En este caso excepcional, también hay que tener en cuenta la influencia de compaginar la actividad laboral con el cuidado de hijos menores en un mismo entorno físico. ¿Qué riesgos existen? En estos casos se habla de que existan funciones mal definidas, falta de claridad a la hora de conseguir objetivos, riesgo de aislamiento físico y social por parte del trabajador e, incluso, sensación de ansiedad ante el uso de las TIC.

Ejercicio de estiramiento recomendado para evitar el cansancio postural.

Para evitar estos riesgos se aconseja establecer formalmente procedimientos de contacto entre los trabajadores (por correo electrónico o reuniones por videoconferencia), con el objetivo de prevenir el aislamiento del teletrabajador y fomentar el sentimiento de pertenencia a la empresa; delimitar las horas de trabajo y disponibilidad del empleado para evitar una sobrecarga de trabajo (especialmente cuando se compagine éste con el cuidado de los hijos), así como establecer métodos formalizados de trabajo: a quién reportar, de qué forma, cuándo, etc., de forma que el trabajador tenga una red de apoyo por parte de la empresa. También sería conveniente que, desde la empresa, se facilitase apoyo técnico al teletrabajador para resolver cualquier error informático.

Riesgos de seguridad. Respecto al lugar físico destinado para desarrollar la actividad laboral dentro del domicilio del trabajador es recomendable que cumpla con una serie de aspectos relacionados con la seguridad para prevenir riesgos como caídas y golpes contra objetos, contactos eléctricos, cortes con objetos, etc.

Ante estos peligros, se recomienda, entre otras medidas, que el trabajador mantenga las zonas de paso despejadas de objetos o cables; no dejar abiertos cajones, armarios o muebles con los que se pueda golpear; prestar atención cuando se utilicen elementos cortantes, como cúter o tijeras; o no sobrecargar la toma de corriente con múltiples conexiones y ladrones”.

En tercer lugar, hay que añadir que “las soluciones de teletrabajo que se están tomando ante esta crisis sanitaria pueden crear una ventana de oportunidad para su adopción de forma más generalizada. Pero hacerlo de manera apresurada supone muchos riesgos.

En España existen ciertas particularidades del trabajo a distancia recogidas en el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores que son de obligado cumplimiento. Entre otras cosas, la ley determina que se trata de una actividad voluntaria y que debe informarse a los empleados de las condiciones en un acuerdo escrito.

Sin embargo, trabajar fuera de la empresa no siempre es viable. No todos los oficios, ni todos los puestos requieren el uso de telefonía, ordenador o internet. Por ejemplo, la presencia del empleado es necesaria cuando las labores se orientan a servicios como la limpieza, la hostelería, la reparación de automóviles, la construcción y el transporte.

En caso de que teletrabajar sea una opción, es más adecuado utilizar el concepto de equipo virtual de trabajo o EV. Este no solo implica que el trabajo se realice a distancia, sino que también establece una relación formal de cooperación de equipo entre el empleado, el jefe y los compañeros con el máximo nivel de interacción, comunicación y trazabilidad de tareas. Además, requiere el uso de herramientas colaborativas, con métricas de avance y rendimiento sobre los objetivos planteados.

El uso de equipos virtuales de trabajo ha sido natural en empresas con proyectos de desarrollo de software distribuidos globalmente, debido a que las herramientas TIC de colaboración son cotidianas para estas compañías.

Los EV también se han utilizado por años en equipos VOST (virtual operation support team) en agencias de prevención y mitigación de desastres, equipos virtuales de crisis o equipos virtuales de instituciones de protección civil de muchos países, donde expertos de varias ramas colaboran de forma activa y remota en prevenir o solucionar emergencias.

Pautas para jefes y empleados

Un rol importante en los equipos virtuales es el de e-líder (líder digital o jefe virtual) que utiliza herramientas digitales de información y comunicación para diseñar, planificar, delegar, comunicar, gestionar el trabajo y evaluar resultados.

Si los teletrabajadores carecen de una guía y controles, se corre el riesgo de que el trabajo salga mal o se entregue tarde, pues cada empleado trabajará a la distancia según le parezca. Lo que no se mide no se puede gestionar.

Los responsables de gestionar los equipos virtuales deben hacer un gran esfuerzo en la etapa de transición. Los e-líderes deben estar igual o mejor preparados que sus trabajadores virtuales en cuanto a herramientas TIC para el uso efectivo y equilibrado de los canales de comunicación y colaboración. Deben tomar en cuenta algunos elementos claves:

  • Verificación de las condiciones ambientales, ergonómicas y tecnológicas del espacio de trabajo del colaborador remoto para lograr un buen desempeño. El uso de vídeo del entorno constituye un gran apoyo, pero en ocasiones viola la intimidad.
  • Gestión de procesos orientados al trabajo como el diseño de las tareas y su interdependencia, su comunicación, su coordinación y los ajustes tarea-tecnología.
  • Gestión de factores socio-emocionales como el estilo de liderazgo, la construcción de relaciones, la cohesión, la confianza y el empoderamiento de los empleados.
  • Gestión de horarios y tiempos con los teletrabajadores para encontrar momentos para las labores individuales y grupales.
  • Medición de la satisfacción de los colaboradores.
  • Medición del rendimiento de los empleados y del equipo de trabajo.

Algunas consideraciones para el trabajador virtual o remoto:

  • Debe tener muy claras las tareas que le corresponden, los tiempos límite que tiene para realizarlas y las reglas que debe acatar. Normalmente las tareas remotas se asignan por objetivos.
  • En condiciones ideales, quien opta por trabajar en casa de manera total o parcial (algunos días) debe haber demostrado suficiente madurez en su labor y habilidades blandas que le permitan interactuar y responder bien en forma remota.
  • El trabajador debe separar los espacios de convivencia familiar de su responsabilidad laboral. El hecho de que se abra un espacio laboral dentro de su propia casa puede causar distracción y dificultad para establecer límites entre lo personal, lo familiar y lo laboral.
  • El teletrabajador, en la medida de lo posible, debe negociar el horario diario que más le convenga de acuerdo a su realidad.
  • La distancia y la falta de roce presencial con compañeros y jefes genera muchas veces pérdida de identidad del teletrabajador con respecto a su empresa y la soledad puede generar una potencial desmotivación.
  • Además de ser bueno en el trabajo que se le pide, el empleado remoto debe manejar las herramientas tecnológicas de información y comunicación. También debe lidiar con una serie de factores o elementos que no son tangibles o fácilmente medibles: ética, motivación, empoderamiento, comunicación, grado de virtualidad, confianza y lealtad.

El acompañamiento y la gestión del e-líder es muy importante para lograr que la aventura del teletrabajador avance en la dirección correcta.

Conclusiones sobre teletrabajo y COVID-19

Ante la actual crisis de salud, las empresas intentan implementar soluciones de emergencia siguiendo el estilo de tiempos desesperados requieren medidas desesperadas. Pero es conveniente recurrir a la base de conocimiento existente sobre equipos de trabajo virtual para poder gestionar de una manera razonada y probada a los empleados remotos.

Convertir el trabajo presencial de una organización en uno virtual al 100 % o en una mezcla de ambos conlleva una serie de retos tanto para el teletrabajador como para el líder de equipo virtual. Los desafíos suponen ajustes durante la etapa de transición que pueden causar grandes problemas de comunicación, confianza y resultados.

Es aconsejable que las empresas que quieran aplicar esta modalidad lo hagan de forma gradual, combinando días de trabajo presencial con días de trabajo remoto. Los problemas laborales de un equipo presencial cara a cara empeoran con la distancia, nunca disminuyen.

Las nuevas generaciones de empleados (los nativos digitales) cuentan con amplias competencias digitales, ya que tienden a aprender y adoptar sin demasiado esfuerzo las nuevas tecnologías. Si el líder tradicional quiere evolucionar a líder remoto, deberá reconvertirse en muchos aspectos, al menos respecto a los nuevos medios digitales y canales de interacció”.

Por tanto, a raíz de todo lo expuesto, no se trata de que, por el hecho de estar en casa, y teniendo la posibilidad de teletrabajar durante la cuarentena impuesta por el COVID-19, intentar echar más horas sentado para intentar ser más rentables. Es recomendable hacer descansos, no olvidarse de tener una buena nutrición, así como buscar tablas de ejercicio para mantenerse activo físicamente, así como dormir las horas necesarias. Todo esto va a ayudar a los trabajadores a ser más productivos mientras se encuentren encerrados en casa y teletrabajando, sobre todo si tienen niños o adolescentes en casa.

FUENTES:

  1. Cómo sobrellevar la cuarentena con motivación. REASON WHY: https://www.reasonwhy.es/actualidad/consejos-sobrellevar-cuarentena-coronavirus-motivacion
  2. Teletrabajo: ¿qué riesgos laborales existen cuando trabajamos desde casa y cómo podemos prevenirlos? BLOG FUNDACIÓN LABORAL: http://blog.fundacionlaboral.org/prevencion-2/teletrabajo-que-riesgos-laborales-existen-cuando-trabajamos-desde-casa-y-como-podemos-prevenirlos/
  3. Retos del teletrabajo en tiempos de coronavirus. THE CONVERSATION: https://theconversation.com/retos-del-teletrabajo-en-tiempos-de-coronavirus-133098
  4. Afrontar conflictos teletrabajo. FACTORIAL HR BLOG: https://factorialhr.es/blog/conflictos-laborales-teletrabajo/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s