Administración Pública, COVID-19, Derecho, Derecho general, Derecho Sanitario, Pandemias

¿Mascarilla obligatoria en casa?

Las mascarillas se han convertido en parte de la indumentaria diaria para todos en casi todos los países. Pero la gente sigue actuando mal y sale sin mascarilla puesta o guardada en el bolsillo. O también este verano pasado, al sentarse en una terraza se quitaba mucha gente la mascarilla.

Cabe decir, en primer lugar, que “Carlota Zapata, abogada de Legalitas, explica que “tal y como ocurrió durante el estado de alarma, la nueva normalidad deja a criterio del agente de la autoridad la potestad de sancionar o no una determinada conducta, como pueda ser el uso de la mascarilla en un determinado momento concreto, suponiendo a su vez cierta indefensión jurídica al ciudadano que será quien tenga que justificar o intentar probar que, aun pareciendo evidente, no está contraviniendo la norma establecida”.

Jueces y abogados consultados ven enormes lagunas en la fórmula empleada

 Y como ejemplo, explica la letrada que “en este caso, si la normativa autonómica establece que el uso de las mascarillas también es obligatorio en las playas, a excepción del momento del baño, habrá que indicarle al agente la intención de ir a darse el baño, lo correcto sería que el agente en su propuesta indicara que el sancionado le manifiesta su intención de ir a darse dicho baño, lo cual es muy improbable, y ahí es donde está la indefensión, puesto que es muy difícil o imposible demostrar la acción y la intención, más si tenemos en cuenta que los agentes gozan de presunción de veracidad, tal y como ha ocurrido con muchas de las sanciones impuestas en el estado de alarma”.

Tal y como ocurrió con las multas por saltarse el confinamiento, Jueces y abogados consultados ven enormes lagunas en la fórmula empleada que hará casi imposible que prosperen las sanciones. Gran parte de la interpretación se deja los agentes y a los ciudadanos, lo que supone que estas multas tengan pocos visos de prosperar.

En la orden que regula el uso de las mascarillas se establece “que no será exigible tampoco en el desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible su uso o si existe una causa de fuerza mayor o situación de necesidad. Además, tampoco lo será en el desarrollo de actividades que resulten incompatibles, tales como la ingesta de alimentos y bebidas”. La orden no detalla cuales son estas actividades exoneradas de llevar mascarilla.

Muchas de las multas impuestas durante el estado de alarma, no respetaban las garantías

Además, el pasado 10 de junio se redujo, a través de una orden ministerial de entre 1,5 y 2 los metros establecidos como separación para la obligatoriedad de cubrirse la cara, apreciación discutible en muchos casos, puesto que la medición se realiza a simple vista por los agentes y, salvo situaciones muy claras, serán rebatidas por los sancionados.

En el precedente de las multas impuestas por saltarse el confinamiento durante el estado de alarma, muchas de ellas no respetaban las garantías que establece la legislación para este tipo de multas, lo que se traduce en que de más de millón de propuestas de sanción, una amplísima parte no han podido prosperar por falta de fundamentos jurídicos.

En Baleares, se establece que la policía debe señalar el grado de intencionalidad en la comisión de la infracción

Para evitar estas situaciones, por ejemplo, el Ejecutivo balear ha remitido una circular informativa con l criterios de actuación a las Policías locales. En ella, se indica que no será necesaria para “el desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible el uso de la mascarilla”, sin especificar cuáles son estas.

Genera gran inseguridad que se pueda interpretar sobre lo que es ‘acercarse a la orilla’ o ‘dar un paseo’

En la circular, es especifica que la policía debe señalar el grado de intencionalidad en la comisión de la infracción, dejando constancia de la respuesta que le ha dado el afectado, de la reiteración en la comisión de la infracción o de una eventual negativa al cumplimiento de la obligación de llevar mascarilla en todo momento.

Andalucía, Cataluña y otras comunidades imponen la obligación de la mascarilla en las playas, incluso cuando se va de paseo, pero no es obligatoria para entrar en el agua, lo que genera una gran inseguridad jurídica sobre lo que se pueda interpretar por lo que constituye acercarse a la orilla para meterse en el agua o dar un paseo. 

Todo ello queda a la interpretación de los agentes y de los ciudadanos a la hora de recurrir. Mientras tanto, la Comunidad Valenciana se resiste a imponer la obligatoriedad en las playas.

En Galicia, la cosa se complica en las sedes de las empresas, en las que es obligatorio su uso cuando los trabajadores se ven obligados a acercarse  o en los lugares comunes, incluidos los desplazamientos internos”.

En segundo lugar, y como destacó la revista Muy Interesante en un artículo en junio de 2020 en su página web, cabe destacar que “un estudio publicado hace pocos días en la revista BMJ Global Health concluye que el uso de mascarillas en el hogar es eficaz y recomendable para detener la propagación de la COVID-19. No obstante, el éxito de esta medida de prevención dependería del momento en el que se inicie el uso de las mascarillas: hay que llevarlas antes de que la persona infectada empiece a manifestar síntomas de COVID-19. Otras medidas de protección como limpiar frecuentemente la casa con algún desinfectante tienen la misma eficacia, en torno al 77 %.

Se ha demostrado que evitar las aglomeraciones y mantener medidas de distanciamiento físico,  así como el uso de mascarillas en el transporte público y otros lugares donde no sea posible mantener dicha distancia, son medidas efectivas para frenar la transmisión del virus. Sin embargo, no está del todo claro si llevar mascarilla dentro de casa es igualmente efectivo. Para comprobarlo, los investigadores llamaron a 460 personas de 124 familias de Pekín que habían convivido con alguna persona infectada por SARS-CoV-2 y les hicieron preguntas sobre sus hábitos de vida durante la pandemia. Los resultados revelaron que en 41 de las 124 familias el virus se había transmitido entre varios de sus miembros, haciendo un total de 77 adultos y niños infectados. Las familias que acostumbraban a limpiar sus casas con desinfectante a diario, que ventilaban y que mantenían una distancia de un metro tenían menos probabilidad de transmitirse el virus, incluso en las familias más numerosas.

¿Las autoridades deberían recomendar el uso de mascarillas en casa?

“Los resultados del estudio no son robustos, tiene varias limitaciones tanto en el diseño como en el análisis estadístico”, explica Antonio Lazzarino, investigador en el Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad Global de Londres, a Science Media Centre. “La principal limitación es que está diseñado a nivel familiar y no a nivel individual. Esto significa que los autores no han considerado el riesgo individual de infectarse con o sin mascarillas: lo que hicieron fue evaluar si en las familias con hábito de usar mascarilla tenían un mayor o menor riesgo de contraer la COVID-19”. Es decir: seguramente las familias que usen la mascarilla en casa también tienen menos probabilidades de infectarse por otros motivos que no tienen nada que ver. Por ejemplo, es probable que sean personas que en la calle guarden con más disciplina la distancia física, o que se hayan confinado antes para evitar contagiarse.

“Además, se trata de un estudio retrospectivo basado en un cuestionario, por lo que puede estar potencialmente afectado por el sesgo de recuerdo”, añade Lazzarino. “Tampoco se distingue el tipo de mascarilla empleada, si era quirúrgica, de tela… En definitiva, este trabajo por sí solo no sería suficiente para hacer recomendaciones de ningún tipo”.

Para Babak Javid, investigador en la Facultad de Medicina de la Universidad de Tsinghua (Pekín), sin embargo, el estudio arroja algunos datos interesantes: “Todavía no conocemos con certeza las rutas de transmisión para la COVID-19. Este trabajo destaca una serie de factores: primero, que la mayor parte de la transmisión ocurre antes de que los pacientes muestren síntomas. Esperar a que las personas desarrollen síntomas no ayudará a romper la cadena de transmisión”, reflexiona el experto. “En segundo lugar, existe un debate actual sobre si la transmisión es por aerosol. Estos datos sugieren que no sería así, ya que el aislamiento del caso primario dentro del hogar por simple distanciamiento físico se asoció con una disminución sustancial del riesgo de transmisión. En tercer lugar, el uso de mascarillas, incluso dentro de los hogares, puede reducir la transmisión, pero solo si se usa antes de que el caso primario muestre síntomas. Esto tiene implicaciones pragmáticas obvias, ya esta medida sería difícil de aplicar, pero sugiere que las mascarillas son más útiles para prevenir la transmisión de individuos presintomáticos. Finalmente, el uso de detergentes y desinfectantes también tuvo un efecto protector: esto sugiere que cierta transmisión de COVID-19 se debe a la contaminación de las superficies y, nuevamente, tiene implicaciones de mayor alcance a nivel de salud pública””.

En tercer lugar, cabe destacar que también es cierto hacerse a la situación, pero hay que destacar que casi llevamos a nivel mundial conviviendo con el COVID-19, entonces tendríamos que estar más que acostumbrados a llevar mascarilla. También hay que tener en cuenta que en determinados países asiáticos llevan muchas décadas llevando mascarilla. Quizá sea hora de aprender de ellos.

Y la verdad es que teniendo las familias personas que están en contacto con otras, en especial cuando hay hijos pequeños o adolescentes que tienen que ir al colegio o al instituto, o incluso los padres, si les es imposible el teletrabajo por su propio trabajo, se debería poner de forma obligatoria la mascarilla en casa.

Esperamos que este artículo sea de orientación.

FUENTES:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s