Derecho, Derecho Civil, Derecho de Sucesiones

¿Puede cualquier coheredero o legatario obligar a permanecer en la indivisión de la comunidad hereditaria?

En primer lugar, se debe señalar que “el condominio o proindiviso existe cuando la propiedad de una cosa pertenece a varias personas. La expresión condominio es equivalente a “proindiviso”, “copropiedad” o a “comunidad de bienes”.

En las herencias es frecuente que los bienes hereditarios pasen a los herederos en condominio.

Todos los herederos tendrán los mismos derechos y obligaciones en relación con el bien heredado en condominio.

A cada uno de los herederos les pertenece una cuota abstracta o porcentaje en la propiedad del bien, el pleno dominio pertenece a todos los herederos.

Por ejemplo:

Si tu hermano y tú habéis heredado una vivienda, os pertenece en condominio. La propiedad de cada hermano no se concreta en una parte de la vivienda (cocina, habitación, salón…), porque es indivisible, sino en una cuota abstracta sobre la misma.

Esta cuota abstracta es el porcentaje que te pertenece en la propiedad de la vivienda heredada, en este caso el 50%.

Si se trata de una finca divisible, mientras exista el condominio, cada hermano tendrá un 50% en la propiedad, pero no la propiedad de una parte concreta”.

Dicho esto, en segundo lugar cabe señalar que “ningún comunero o copropietario está obligado a permanecer en comunidad o copropiedad.

La extinción del condominio significa la división del bien en común. En consecuencia, cualquiera de los herederos comuneros podrá pedir en cualquier momento la división para terminar el condominio.

Ahora bien, los herederos copropietarios no pueden pedir la división, cuando de hacerla resulte inservible para el uso al que se destina. Esto es lo más frecuente, porque en muchos casos el único bien que reciben los herederos es una vivienda.

En caso de tener que iniciar un procedimiento de división de la cosa común, es importante saber que basta con que uno de los herederos solicite la venta del bien para iniciar este procedimiento.

En los casos en que la cosa sea divisible, simplemente se llevará a cabo una división material del bien, adjudicándose una parte o porción a cada copropietario. En el caso de que se trate de un edificio, éste se podrá dividir mediante la constitución de una propiedad horizontal.

Elena Crespo Lorenzo, abogada especialista en derecho de familia en Barcelona

1) Extinción del condominio sobre una vivienda indivisible

Como hemos dicho, la vivienda no es divisible. No puede quedarse un heredero con la cocina, otro con el salón, otro con el baño…

Las formas en que se podrá extinguir el condominio de esa vivienda serían:

Si los herederos comuneros están de acuerdo, se puede:

  • Adjudicar la totalidad de la vivienda a uno de los herederos. Los demás recibirán el valor de su cuota (porcentaje en la vivienda) en metálico. Será preciso otorgar escritura pública de extinción de condominio y adjudicación de la vivienda.
  • Vender a un tercero la vivienda y repartir los herederos el precio de la venta. Habrá que otorgar escritura de compraventa.

Si algún heredero no está de acuerdo con ninguna de las anteriores soluciones, habrá que iniciar un procedimiento judicial de división de cosa común.

2) Extinción del condominio de una finca divisible

Como hemos dicho, aunque lo heredado en condominio sea una finca divisible, cada heredero tendrá un porcentaje de la propiedad, nunca la propiedad de una parte concreta.

Para adquirir la titularidad de una parte de la finca divisible es imprescindible proceder a la extinción del condominio. En estos casos, la extinción del condominio reviste menos problemas.

¿Cómo extinguir el condominio de una finca divisible?

Si hay acuerdo entre los herederos comuneros:

  • Dividir la finca en tantas partes como herederos comuneros haya. Será preciso formalizar escritura de extinción de condominio, división de la finca y adjudicación. Por ejemplo, si el bien heredado es una finca de 400 hectáreas y hay 4 herederos, se podrá dividir y adjudicar a cada uno 100 hectáreas.
  • Adjudicar la totalidad de la finca a un heredero, recibiendo los demás su cuota en metálico. En este caso, será necesario firmar escritura de extinción de condominio y adjudicación.
  • Otra opción, sería vender la finca a un tercero y repartir el precio. Igualmente habrá que otorgar escritura de compraventa a un tercero.

Si no hay acuerdo de los herederos comuneros ni para dividir la cosa común divisible, ni para venderla:

  • Mediante procedimiento judicial de división de cosa común.

¿Qué impuestos tengo que pagar para extinguir un condominio tras una herencia?

Si los herederos optan por la extinción de condominio mediante la adjudicación del bien a uno de los comuneros, solo se tributa por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, en un 0,5% o 1,00% según la Comunidad Autónoma.

Cuando la opción es la venta a un tercero se tributa por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, entre un 6% y un 10% según la Comunidad Autónoma.

En cuanto al IRPF, lo habitual es que el valor de la adjudicación sea igual al valor del inmueble en el momento de constituirse el condominio por lo que, no habrá que tributar. Sin embargo, cuando el valor es distinto sí hay una alteración patrimonial a efectos del IRPF”.

Dicho esto, cabe señalar que “

La Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de febrero de 2020, en relación con este artículo 1051 del Código Civil y la prohibición de partir del testador (aunque en doctrina también aplicable al pacto de no partir de los herederos, que era el caso análogo), declara: “Código civil en el art. 1.051, conforme al cual “Ningún coheredero podrá ser obligado a permanecer en la indivisión de la herencia, a menos que el testador prohíba expresamente la división”. Pero incluso cuando la prohíba “la división tendrá siempre lugar mediante alguna de las causas por las cuales se extingue la sociedad”. Precepto que la jurisprudencia de esta Sala ha interpretado en relación con el art. 400.2 CC, precepto que, partiendo de la regla general de que “Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad”, admite por excepción la validez del pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, siempre que “no exceda de diez años” (sin perjuicio de su posible prórroga por nueva convención). Es cierto que la sentencia de esta sala 1201/2000, de 21 de diciembre, admitió que dicho plazo pudiera ser rebasado admitiendo que la situación de indivisión pudiera perdurar hasta el momento del fallecimiento de la viuda del testador, cierto en su acaecimiento, pero incierto en cuanto a la fecha del mismo. Pero en todo caso la sentencia excluye el carácter indefinido de la indivisión y, además, deja a salvo la sentencia la limitación que resulta del art. 1.051 CC, por concurrencia de cualquiera de las causas que extinguen la sociedad. Remisión que conduce al art. 1.700.4º CC, conforme al cual la sociedad se extingue “Por la voluntad de cualquiera de los socios, con sujeción a lo dispuesto en los artículos 1.705 y 1.707”. Lo que supone que la disolución de la sociedad por voluntad o renuncia de uno de los socios podrá tener lugar “cuando no se ha señalado término para su duración, o no resulta éste de la naturaleza del negocio”, sin perjuicio de que dicha renuncia se realizarse de buena fe, en tiempo oportuno”.
En cuanto a los herederos forzosos, la prohibición de la partición por el testador supone un gravamen a la legítima, por lo que la forma de articularla será a través de una cautela sociniana. Debe tenerse en cuenta, sin embargo, el caso de que se atribuya al cónyuge la facultad de mejorar y distribuir con arreglo al artículo 831 del Código Civil, en la que la partición puede diferirse hasta el fallecimiento del cónyuge delegado. La citada Sentencia del Tribunal Supremo de 21 de diciembre de 2000 admite la eficacia de la prohibición impuesta por el testador de partir durante la vida del cónyuge, aunque esta afectaba a sus hijos”.

En tercer lugar, y confirmando esto último, cabe señalar que “debe evitarse tanto la indivisión como el exceso de división en la partición de la herencia, conforme lo establece el artículo 786.1 de la LEC, en sintonía con los artículos 1061 y 1062 del Código civil, especialmente cuando se trata de fincas o bienes inmuebles.

I. El artículo 786 de la LEC, que se refiere a la práctica de las operaciones divisorias, dice: 1. El contador realizará las operaciones divisorias con arreglo a lo dispuesto en la ley aplicable a la sucesión del causante; pero si el testador hubiere establecido reglas distintas para el inventario, avalúo, liquidación y división de sus bienes, se atendrá a lo que resulte de ellas, siempre que no perjudiquen las legítimas de los herederos forzosos. Procurará, en todo caso, evitar la indivisión, así como la excesiva división de las fincas. 2. Las operaciones divisorias deberán presentarse en el plazo máximo de dos meses desde que fueron iniciadas, y se contendrán en un escrito firmado por el contador, en el que se expresará: 1. La relación de los bienes que formen el caudal partible. 2. El avalúo de los comprendidos en esa relación. 3. La liquidación del caudal, su división y adjudicación a cada uno de los partícipes.

El artículo 1061 del C.C., dice: En la partición de la herencia se ha de guardar la posible igualdad, haciendo lotes o adjudicando a cada uno de los coherederos cosas de la misma naturaleza, calidad o especie.

El artículo 1062 del C.C., dice: Cuando una cosa sea indivisible o desmerezca mucho por su división, podrá adjudicarse a uno, a calidad de abonar a los otros el exceso en dinero. Pero bastará que uno sólo de los herederos pida su venta en pública subasta, y con admisión de licitadores extraños, para que así se haga.

II. Confeccionar un cuaderno particional es una de las tareas más complicadas del mundo jurídico, ya que entra en juego no solo la pericia en derecho civil, sino también en derecho hipotecario, legislación notarial, derecho tributario, derecho urbanístico, etc.

Para realizar el cuaderno particional, el contador-partidor debe realizar generalmente cinco operaciones:
1. El inventario, o sea, la relación de los bienes que constituyen la herencia, los cuales deben quedar suficientemente individualizados e identificados.
2. El avaluó, tasación o valoración de cada uno de los bienes que figuran en el inventario.
3. La liquidación, que es una operación matemática mediante la cual, a partir del importe de los bienes inventariados, se fija el líquido del caudal hereditario o el haber del difunto causante de una sucesión.
4. Este caudal hereditario será divisible entre los herederos. La división, consiste en señalar la cuota o haber de cada heredero.
5. La adjudicación, que es la atribución a los herederos de esos bienes o derechos determinados, con su documentación correspondiente.

III. En la adjudicación debe velarse por el principio de igualdad cualitativa, debiendo respetarse la voluntad del causante expresada en el testamento. En la práctica no siempre se puede evitar la indivisión y/o el exceso de división, salvo cuando se trate de dinero o bienes divisibles en la herencia.

Todos sabemos que no es del todo deseable la adjudicación de un bien “proindiviso”. Los herederos, en su condición ya de copropietarios, podrán ejercer la acción de división de cosa común. Los artículos 400 a 404 del C.C., se refieren a la comunidad de bienes y a esta acción divisoria, en los siguientes términos:
Artículo 400: Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común. Esto no obstante, será válido el pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, que no exceda de diez años. Este plazo podrá prorrogarse por nueva convención.
Artículo 401: Sin embargo de lo dispuesto en el artículo anterior, los copropietarios no podrán exigir la división de la cosa común, cuando de hacerla resulte inservible para el uso a que se destina…
Artículo 404: Cuando la cosa fuere esencialmente indivisible, y los condueños no convinieren en que se adjudique a uno de ellos indemnizando a los demás, se venderá y repartirá su precio.

Obviamente no es fácil el consentimiento unánime de todos los herederos, para que el bien no permanezca indivisible, como tampoco lo es adjudicar el bien indivisible a uno de ellos con la obligación de satisfacer la cuota de los demás con dinero en metálico (al contado, a plazos, con qué garantías, bajo condición resolutoria inscrita), sometida dicha elección y forma de adjudicación a control judicial y sin perjuicio de que cualquiera de ellos ejercite las facultades del artículo 1062 del Código Civil, que establece que cuando una cosa sea indivisible o desmerezca mucho por su división, podrá adjudicarse a uno de los herederos, a calidad de abonar a los otros el exceso en dinero. Pero bastará que uno solo de los herederos pida su venta en pública subasta y con admisión de licitadores extraños, para que así se haga.

IV. Lo primero que hay que determinar es si la finca o inmueble es divisible o no. La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo considera que la indivisibilidad puede ser de tipo físico, como por ejemplo el uso de una vivienda unifamiliar; o porque el bien quede inservible para lo que estaba destinado si se divide; o porque ya desmerezca su uso al dividirlo.

Es preferible considerar que el bien indivisible se adjudique a uno de los herederos, abonando a los otros el exceso en dinero. Porque la otra solución de adjudicar a todos los coherederos pro indiviso, reservándose los herederos el derecho a pedir y obtener que los referidos bienes sean vendidos en pública subasta, con admisión de licitadores extraños, no sería la mejor solución.

También depende, y mucho, en este tema de la indivisión, de que haya un solo bien inmueble, o muchos bienes inmuebles en la herencia, combinado con otros bienes de valor como dinero, joyas o bienes muebles para hacer un buen reparto de acuerdo con la cuota hereditaria de cada heredero. Pero en la mayoría de ocasiones, la composición del caudal hereditario hace inevitable la división de las fincas no pudiendo el contador evitar lo prevenido en el artículo 786 de la LEC.

V. La norma del sorteo de los Lotes: Cuando la composición de la herencia haga imposible llevar a la practica el principio de igualdad cualitativa, se ha propuesto como posible solución la de formar lotes con los bienes de la herencia de igual o aproximado valor, aunque tales lotes no comprendan bienes de la misma naturaleza, calidad o especie para proceder a su sorteo ente los interesados. En este caso hay que seguir el criterio de evitar el exceso de división en la partición de la herencia.

El Tribunal Supremo, ha reiterado en varias ocasiones esta posibilidad, así en sentencia de 31 de Octubre de 1989, en sentencia de 20 de mayo de 2005 y las que se citan en dicha Resolución, admitiendo la posibilidad de proceder al sorteo de los bienes entre los co-herederos para alcanzar una mayor objetividad en la división (Ver Tribunal Supremo, Sala Primera, de lo Civil, sentencia de 31 de Octubre de 1989, ponente el Excmo. Sr. D. Alfonso Barcala Trillo-Figueroa y Tribunal Supremo, Sala Primera, de lo Civil, Sentencia de 20 de Mayo de 2005, Recurso 3935/1998, ponente el Excmo. Sr. D. Pedro González Poveda).

Ya sabemos que en caso de desacuerdos entre los herederos, se tendrá que proceder a la división judicial de la herencia. Lo mejor es evitar los conflictos familiares por las herencias familiares, aunque bien sabemos que esto pocas veces es posible”.

Por tanto, puede deducirse que no se puede obligar a permanecer en la indivisión de la herencia.

FUENTES:

  1. La partición de herencia: Quién debe hacerla. NOTARIO LLOPIS: http://www.notariallopis.es/blog/i/1316/73/la-particion-de-herencia-quien-debe-hacerla
  2. La indivisión y el exceso de división en la partición de la herencia. AM ABOGADOS: https://www.am-abogados.com/blog/la-indivision-y-el-exceso-de-division-en-la-particion-de-la-herencia/5614/.
  3. Extinción de condominio tras la herencia: https://www.abogadosyherencias.com/extincion-de-condominio-tras-herencia/
  4. Evita discusiones en la partición de la herencia. ¡Adelántate! AOB ABOGADOS: https://www.aobabogados.com/blog/evita-discusiones-en-la-particion-de-la-herencia-adelantate
  5. Pacto de indivisión de la cosa común. MUNDO JURÍDICO: https://www.mundojuridico.info/pacto-de-indivision-de-la-cosa-comun/
  6. La indivisión de la herencia como mecanismo de protección del viudo. JUSTITO NOTARIO: https://justitonotario.es/indivision-herencia-protege-viudo/
  7. La herencia y su partición. ALFREDO GARCÍA LÓPEZ ABOGADO: http://www.alfredogarcialopez.es/herencia-5/
  8. La Partición de Herencia. Qué es, quién la hace y cómo. TU CORREDURÍA DE SEGUROS: https://tucorreduriadeseguros.com/particion-herencia/
  9. La partición por los herederos. IURIS PRUDENTE: http://www.iurisprudente.com/2018/10/la-particion-por-los-herederos.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s