COVID-19, Derecho, Derecho a la educación, Derechos fundamentales, Pandemias, Pensamientos sobre educación española

Exámenes presenciales en tiempos de COVID-19. ¿Se puede obligar a los alumnos a hacer exámenes presenciales?

Otra faceta de la vida diaria que se ha visto afectada por la pandemia de COVID-19 ha sido la educativa, tanto en su fase obligatoria, como no obligatoria. En ambas, el problema viene que, mientras en actos oficiales los políticos exigen la no reunión, o, si se hacen reuniones, que éstas sean de 6 personas o menos, luego resulta que tienen las aulas llenas, tanto en colegio, como universidades. Aquí surge la duda de si realmente se están tomando las cosas en serio. Y ahora, en enero y febrero de 2021, se agrava la situación, sobre todo por el hecho de que en las universidades es periodo de exámenes.

En primer lugar, cabe señalar que “errar es de humanos. Hacerlo dos veces, lamentablemente, también. La situación en las universidades españolas respecto al coronavirus se ha sorteado más bien que mal, un aspecto que ha cambiado de cara a los exámenes finales de este primer cuatrimestre que en muchas comunidades autonómicas empiezan en estos días, si no lo han hecho ya, y en los que se presupone una presencialidad obligatoria. El estudiantado universitario denuncia la falta de comunicación entre los órganos decisorios de los centros educativos y ellos.

A todo ello se suman algunas realidades que todavía no consiguen comprender, pues nadie ha sido capaz de explicárselas, como lo estrafalario que es tener que acudir a la universidad a realizar un examen pero desde su propio ordenador portátil, exponiéndose al contagio, o que tras más de un mes teniendo todas las clases de forma virtual porque debido al alto índice de contagios no era recomendable moverse, de repente sí sea seguro hacerlo para acudir a un examen.

Este último caso es lo que está sucediendo en la Universidad de Almería (UAL), donde el curso comenzó con un modelo de semipresencialidad en el que, por grupos rotatorios, acudían a las aulas con una reducción del aforo al 25%, lo que se traducía en que cada alumno y alumna recibía el temario de forma presencial una semana al mes. “En noviembre, cuando empieza a empeorar la situación en Andalucía, la Junta establece que las clases serán online, menos aquellas que requieran de un grado de experimentalidad alto”, explica José Ramón García, el presidente del Consejo de Estudiantes de la UAL. De esta forma, desde el 9 de noviembre no han recibido clase presencial.

“Nuestra sorpresa llega cuando el 14 de diciembre el Vicerrectorado de Ordenación Académica publica una instrucción en la que establecía la posibilidad de exámenes presenciales, dejando elegir al profesor si hacerlo así o no”, desarrolla el representante estudiantil. Él mismo se queja de que esta instrucción fue dictaminada sin ningún tipo de comunicación previa con la parte del alumnado, terminando así con una tradición que se había fortalecido durante los tortuosos meses del confinamiento total del año pasado. “Nos enteramos cuando la publicaron, es decir, cuando ya había entrado en vigor, cuando nunca ha sido así”, zanja el tema García.

Incongruencias en las decisiones de la UAL

Desde su punto de vista, proponen reducir la presencialidad al máximo durante este periodo de exámenes finales del primer cuatrimestre, tal y como se ha venido realizando durante el curso con las clases. “Los que requieran cierta experimentalidad, que acudan, pero es un riesgo innecesario que los demás vayamos obligatoriamente”, incide este estudiante de derecho en la UAL. La incomprensión del estudiantado de la universidad almeriense se basa en que en agosto, cuando en la provincia no llegaban a los 200 casos de covid, desde Salud emitieron un informe para que los exámenes de septiembre no fueran presenciales al suponer un riesgo alto de contagio, y a día de hoy, “con más de 300 casos en Almería, los exámenes siguen siendo presenciales”, en palabras del propio García.

El alumnado, cansado de que la institución académica tome decisiones que le afectan directamente sin contar con ellos, congregó todas sus quejas bajo el hashtag #ExamenesVirtUALes. “Consideramos irresponsable esa decisión, sin lugar a dudas. No entendemos y nadie nos ha podido explicar por qué las aulas son seguras para los exámenes, cuando normalmente somos más de 100 personas en cada uno de ellos, pero no para dar clase, cuando solo acudíamos algo más de 20 compañeros”, finaliza el presidente del Consejo.

La situación en las universidades de la Comunidad de Madrid, además de ciertas reticencias por parte de los estudiantes de cara a los exámenes presenciales, se ha agravado por el temporal Filomena. La gran nevada que ha caído en la zona céntrica del país ha trastocado los planes de los exámenes finales de este primer cuatrimestre, ya que se han suspendido las clases en las universidades tanto el lunes 11 de enero como el martes 12. Según indican algunos estudiantes, la realidad que asola a la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) está causándoles tal incertidumbre que muchos de ellos apenas pueden concentrarse para estudiar.

Improvisación en la UC3M

“La situación es muy cambiante. Sabían de este temporal desde hace días y no tenían nada previsto. Han cancelado los exámenes el lunes y el martes, y nos los han pasado a los dos días que teníamos de descanso al final del cuatrimestre. Nos han dicho que el mismo martes decidirán qué hacen a lo largo de la semana”, describe Iria Fernández, portavoz de la Delegación Crítica de la Universidad madrileña. El representante estudiantil agrega que no pueden asumir la situación: “La UC3M no puede esperar que los estudiantes nos adaptemos sin quejas a que el día de antes de un examen, en el que nos jugamos 6 créditos de una carrera, sepamos si lo vamos a tener o no”, en sus propios términos.

El porcentaje de alumnado que no es de la Comunidad de Madrid asciende al 45%, según Fernández, quien es uno de los principales afectados tanto por la decisión de que los exámenes sean presenciales como de que se tengan que realizar en medio de un temporal que está causando estragos históricos en la capital. “Yo estoy en Asturias y me examinaba el lunes, y ese examen me lo han cambiado al 28. Si el martes deciden si hay exámenes el miércoles, me será casi imposible poder llegar a tiempo, y al igual que yo se encuentra mucha más gente”, denuncia este estudiante del doble grado de Estudios Internacionales y Ciencias Políticas.

El alumnado de la UC3M desconoce qué pasará con su calendario educativo si también se cancelan los exámenes de los días 13, 14 y 15 de enero. “Ya no les quedan más días que quitarnos de descanso, así que o retrasan el comienzo del segundo cuatrimestre o realizan las pruebas en fin de semana, lo que sería una vulneración de derechos laborales para el profesorado y sentaría un precedente peligroso en la Universidad, ya que no sería la primera vez que por un motivo excepcional la UC3M adopta una medida que después mantiene de forma permanente”, narra Fernández”.

Respecto a esta primera faceta, vemos que existen decisiones variadas, y, por tanto, vemos que en unas universidades exigen la realización de exámenes presenciales, y en otras la realización de exámenes online.

En segundo lugar, y respecto a una noticia de RTVE de enero de 2021, se ha de señalar que, “según los últimos datos registrados, España ya ronda los dos millones y medio de contagios y supera con holgura las 50.000 muertes por coronavirus. Unas cifras alarmantes que siguen poniendo en riesgo cualquier tipo de reunión, y más si hablamos de que, de media, más de medio centenar de estudiantes tendrían que coincidir en un mismo espacio durante -mínimo- unas dos horas. ¿Existen las suficientes medidas para que el regreso a las aulas se produzca de forma segura? Según la presidenta de Canae, varía en función de la universidad. 

¿Es justo que estemos al borde de otro confinamiento y se los exija acudir a las instalaciones?

Andrea: “Sé que hay quienes han hecho todo online, todo presencial o alternaban ambos métodos. Yo desde mi experiencia, que estudio Psicología en la Universidad de Valencia, he ido solo un día a la semana a clase y lo demás ha sido online o no ha sido. He perdido horas lectivas que al final no se han dado de ninguna manera, y ahora se nos está exigiendo ir a todos hasta allí. Precisamente en este momento, cuando los organismos apuntan que estamos al borde de otro confinamiento”.

¿Consideras que la vuelta a las universidades se está realizando de manera segura? ¿Es necesaria la presencialidad para continuar con el normal desarrollo de las clases?

Andrea: “Creo que ir a las aulas es seguro y hemos demostrado que volver era prioritario. Ahora bien, que la mayoría de estudiantes consideremos esto no quiere decir que estemos de acuerdo con cómo se han realizado los exámenes. No tienen coherencia si tenemos en cuenta cómo se han dado las clases durante los últimos meses y ya no es tanto lo inseguro que es ir a hacer los exámenes de forma presencial, sino el hecho de cómo llegar al aula, que es lo que puede causar más inseguridad. Recalco que el regreso a las clases es seguro, los estudiantes hemos sido responsables y así lo demuestran los datos. La presencialidad es necesaria para el normal desarrollo del curso académico. Lo que necesitamos son medidas que nos garanticen que la presencialidad sea segura y que podemos combinar ambos modelos”.

¿Qué opciones se plantean frente a los exámenes presenciales?

Andrea: “La opción que se plantea frente a los exámenes presenciales es sencilla: la online. El problema es que el profesorado no está de acuerdo porque consideran que teniendo los apuntes delante, no se nos va a examinar de la misma manera. Creo que aquí el dilema no está en que tengamos o no el temario delante, sino en que el sistema universitario es incapaz de crear una prueba que mida realmente nuestras competencias aun teniendo la información a nuestro alcance. Es decir, siguen basándose en un sistema de memorización de datos y no en cómo aplicamos ese conocimiento de manera práctica”. 06.41 min Alumnos en contra de los exámenes presenciales

“Creo que los exámenes online tienen menos valía”

David Tomé es estudiante de Ingeniería en la Universidad de Oporto. A pesar de la cercanía a España, Portugal ha desempeñado unas reglas que en ocasiones, poco o nada tenían que ver con las adoptadas en nuestro país. “Este semestre se ha permitido que las clases sean de forma online si se desea, así que nadie nos ha obligado a ir a las instalaciones. Aquellas personas que solicitan hacerlo desde casa tienen la posibilidad de hacerlo”, apunta. “A pesar de que permanece todo cerrado, este semestre se ha optado por los exámenes presenciales. Sinceramente, creo que las pruebas online tienen menos valía y la gente se las prepara menos porque no hay ningún tipo de control. Sin ninguna duda, prefiero los exámenes en el aula porque aunque la nota sea menor, me fuerza a estudiar. Creo que es lo más justo”.

Los centros educativos y las bibliotecas del país vecino han permanecido abiertas los últimos meses, pero David afirma que las medidas higiénicas se han cumplido a rajatabla: “Siempre hemos respetado las medidas de seguridad. Incluso tenemos clases con 60 pupitres donde a veces no somos ni 20 alumnos. También hay gente limpiando los picaportes y los geles desinfectantes siempre han estado presentes“, concluye. “Una de las medidas que se han adoptado es que a la hora de hacer los exámenes, se ha acortado su duración y muchas de las tutorías se han hecho online. Algún profesor se ha tenido que descargar aplicaciones para ello, así que me parece algo muy positivo si nos fijamos en ese aspecto”.

“El Estado solo se preocupa por los trabajadores, no por los alumnos”

Beatrice Baccarini, estudiante de Relaciones Internacionales en la Università la Cattolica del Sacro Cuore de Milano, ha sido una de las alumnas damnificadas tras el repunte de casos por Covid en Italia. Después de que el país fuera uno de los epicentros de la pandemia en el continente europeo, ahora se las arregla como puede para poder desempeñar unas clases que, desde que se decretó el primer confinamiento, no han vuelto a ser presenciales.

“La situación ahora es bastante crítica. Los estudiantes acuden a clase de manera remota, pero el Estado se preocupa únicamente de los trabajadores, nunca de los alumnos. Para ellos es suficiente con decir que tenemos que estar en casa, pero para aquellos que como yo estén buscando un internado, es imposible hallarlo. No hay oportunidad de encontrar trabajo en ningún lado, ni siquiera de forma no remunerada. Coger experiencia así es prácticamente imposible”, confirma Beatrice.

La comunidad estudiantil del país vecino siempre se ha caracterizado por realizar muchos de sus exámenes de forma oral. Una modalidad que sigue sin estar demasiado extendida en España, pero que ahora ha tenido que reconvertirse para adaptarse a los nuevos tiempos: “Dejamos de examinarnos de forma oral porque no hemos vuelto a la universidad desde el primer confinamiento. Desde entonces, he estado haciendo los exámenes por escrito y en remoto”, indica la italiana. “Creo que la vuelta a las aulas es necesaria para mantener un poco de normalidad. En general no es imprescindible, pero sí importante. Quiero volver a ser una estudiante normal y recuperar mi rutina””.

Como vemos, se trata de una decisión difícil. También hay que destacar que el valor de los exámenes varía, pues la verdad es que en los exámenes presenciales siempre ha tenido peso saber cómo actuaban los alumnos ante la presión de los mismos. Pero también se ha de destacar que la situación no es idónea, y bien habrá que adoptar más medidas al respecto o llevar a cabo una organización diferente.

FUENTES:

  1. Covid-19: Los exámenes en la universidad. EL CORREO: https://www.elcorreo.com/sociedad/educacion/covid19-examenes-universidad-20210201092504-ntrc.html
  2. Los universitarios estallan ante los exámenes presenciales: “Nos hacen ir al aula a examinarnos con nuestro ordenador portátil”. EL SALTO DIARIO: https://www.elsaltodiario.com/universidad/examenes-presenciales-ordenador-coronavirus-criticas-estudiantes
  3. Vuelta a las aulas: ¿es justo exigir presencialidad a los universitarios en plena ola de contagios por COVID-19? RTVE: https://www.rtve.es/playz/20210121/covid-presencialidad-examenes-universitarios/2067150.shtml
  4. Sindicato de Estudiantes pide la cancelación de los exámenes universitarios en este semestre por la COVID-19. EUROPAPRESS: https://www.europapress.es/sociedad/educacion-00468/noticia-sindicato-estudiantes-pide-cancelacion-examenes-universitarios-semestre-covid-19-20210111122828.html
  5. Los rectores zanjan que habrá exámenes presenciales pese a las quejas de los estudiantes. DIARIO DE CASTILLA Y LEÓN-EL MUNDO: https://diariodecastillayleon.elmundo.es/articulo/castilla-y-leon/rectores-zanjan-habra-examenes-presenciales-pese-quejas-estudiantes/20210112183551022018.html
  6. Aspectos relevantes para la prestación presencial de servicios en tiempos de COVID-19. ENFOQUE DERECHO: https://www.enfoquederecho.com/2020/08/17/aspectos-relevantes-para-la-prestacion-presencial-de-servicios-en-tiempos-de-covid-19/

1 comentario en “Exámenes presenciales en tiempos de COVID-19. ¿Se puede obligar a los alumnos a hacer exámenes presenciales?”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s