COVID-19, Derecho, Derecho de la Salud, Derecho Sanitario, Pandemias

Turismo de vacunación desde una perspectiva legal. ¿Debería permitirse?

Desde que las primeras vacunas han empezado a aparecer en el escenario mundial para proteger a la población frente al nuevo coronavirus surgido en 2020, no podía quedarse atrás en aparecer el turismo de vacunación. En esta entrada se va a analizar el porqué del turismo de vacunación y la legalidad de este tipo de turismo.

En primer lugar, se ha de señalar que no se pretende “cuestionar aquí la validez ni la conveniencia del pasaporte sanitario, simplemente me parece interesante poner algunas cuestiones sobre la mesa, y que sea el lector el que se posicione… o no.

Porque en este momento hay muchas cosas en juego, y no me refiero a la salud y a la economía, que ya es mucho, sino a cosas que van más allá y que ya apuntábamos en Vacunas, desconfianza y dos modelos sobre la mesa: europeo y anglosajón.

Dos artículos de El Confidencial, aparentemente sobre temas distintos, son dos de las migajas más que añado, como pistas, a un camino incierto por el que estamos transitando. Uno es este Bruselas quiere el ‘pasaporte sanitario’ en junio, pero puede ser una bomba de relojería, y el otro es este El cambio en el orden mundial: por qué les va bien a EEUU y Reino Unido y a Europa no.

Pasaporte sanitario

En junio quiere la Comisión Europea que entre en vigor el pasaporte sanitario, oficialmente llamado “certificado verde digital”, tal y como hemos explicado en Pasaporte de vacunación: tramitación urgente para aprobarlo en junio.

¿Qué ha pasado para que en tan pocos meses todo el mundo parezca haberse olvidado de las dudas éticas y legales que levantó, en el principio, la propuesta griega? Estamos hablando del mes de enero: España se une a la propuesta griega de crear un certificado de vacunación. Ya en ese momento, el Reino Unido consideraba discriminatorio el pasaporte, mientras Dinamarca y Suecia se mostraban favorables -aunque no como condición de entrada a esos países-, y el WTTC advertía de que sería un error discriminar a los viajeros no vacunados.

Por su parte, EEUU prefería seguir exigiendo test negativos y no aceptaba certificados de vacunación para entrar al país, porque no estaba claro -ni lo está- que estar vacunado implique que no se puede transmitir el virus. En el mismo mes de enero la UE descartó el pasaporte Covid free porque generaba dudas legales y políticas.

Hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) planteó que las vacunas contra el coronavirus no deberían ser un requisito para viajar, dado que todavía se desconocen sus efectos en la reducción de los contagios y la duración de la inmunidad.

¿Qué ha pasado?

El pasaporte será una realidad en junio a pesar de esas dudas. No es que se hayan resuelto las contradicciones, es que sencillamente, hemos optado por dejarlas de lado y seguir adelante, privilegiando la reactivación económica.

Pero las dudas siguen ahí.

El certificado verde digital incluirá tres datos básicos sobre cada persona: si ha sido vacunada, si ha superado la infección y por lo tanto tiene anticuerpos, y si se ha sometido a un test PCR y su resultado.

Como recoge el artículo de referencia de El Confidencial, “vacunas, anticuerpos y PCR son las tres llaves para poder viajar libremente por la Unión Europea”. Al menos, mientras dure la pandemia. En base a los datos de ese certificado, los países de la UE decidirán si obligan a cuarentena a un pasajero, si le piden o no otras pruebas, si le permiten la entrada libre o bien no le dejan entrar, aunque, como recuerdo de las reticencias iniciales, Bruselas asegura que en ningún caso esos datos servirán para prohibir la entrada a alguien.

“Este certificado está diseñado desde el mundo ideal en el que el 100% de la población está vacunada. Pero la realidad es que en verano gran parte de la población no vulnerable puede no haber recibido sus dosis aún, y es justamente esa población la que más se mueve”, advierte Itziar de Lecuona, directora del Observatorio de Bioética y Derecho (OBD) – Cátedra UNESCO de Bioética de la Universidad de Barcelona, según recoge el artículo de referencia

Son muchas las preguntas que se generan, ya que por un lado la vacunación no es voluntaria, por otro si uno está vacunado o no lo está depende de factores totalmente ajenos a uno mismo, a su voluntad y a su interés, convirtiéndose casi en una cuestión de suerte, o de oportunidad. Si el ritmo de vacunación es el actual… ¿los afortunados que han sido vacunados podrán viajar y el resto, no?

Y hay más dudas:

– ¿Quién tendrá acceso a los datos sanitarios que afectan a la intimidad y privacidad de las personas?

– ¿Quién estará habilitado para exigir el pasaporte?

– ¿Servirá solamente para viajar o será un pasaporte social con usos más extendidos?

– ¿El simple hecho de estar vacunado o inmunizado anulará otras medidas de control como las PCR? Porque no hay evidencia científica sólida de que la vacuna evite la transmisión del virus.

– ¿Se aplicarán cuarentenas a las personas vacunadas para evitar posibles transmisiones del virus?

– ¿Y a las personas demostradamente sanas, pero no vacunadas, cómo se las tratará? ¿Podrán viajar? Recordemos que la vacuna ni es obligatoria ni está llegando a todos por igual.

– Si vacunarse no es obligatorio, ¿es legal tratar a quienes no han querido vacunarse de forma distinta a los que sí se han vacunado?

El riesgo de que el uso de este pasaporte anule derechos es claro, y aunque haya sido orillado por la UE, sigue ahí”.

En segundo lugar, se ha de indicar que “el presente está dominado por un factor más prosaico: la movilidad de las personas. Con la aparición de la vacuna, pensábamos que saldrían del largo periodo de inmovilismo y que los extranjeros reanu­darían los viajes a nuestro país, un cambio de tendencia que impulsaría la recuperación. Sin embargo, el retraso en la distribución del antídoto obliga a revisar las perspectivas.

Para empezar, el año se ha iniciado con señales de debilidad, como lo avala la contracción vaticinada por la Comisión Europea para la eurozona —una caída del PIB del 0,9% en el primer trimestre, tras otra del 0,7% en el tramo final del pasado ejercicio—. Los índices de coyuntura también apuntan a una leve contracción en nuestro país, si bien el retroceso de la tercera ola de contagios presagia una mejora gradual en las próximas semanas. Con toda probabilidad el despegue del crecimiento no se producirá hasta el verano —se anticipa un crecimiento muy limitado en el primer semestre—.

Además, a medida que se acerca el verano, cualquier retraso en la inmunización —o su pérdida de eficacia frente a versiones mutadas del virus— tendrá efectos desproporcionados sobre la economía. Solo en el tercer trimestre se ingresan por el turismo más de 30.000 millones de euros en un año normal. El pasado ejercicio se ingresó la cuarta parte, y no sería el peor de los escenarios si el resultado se repitiera en 2021.

El impacto indirecto del turismo es aún mayor. Uno, porque la enorme incertidumbre que deprime el consumo puede alejarse con el retorno de la movilidad. Y dos, de manera más sustancial, porque el efecto multiplicador que se espera de los fondos europeos depende estrechamente de la buena selección de los proyectos de inversión, pero también de las restricciones en vigor en el momento de la puesta en marcha del plan. La prioridad, por tanto, no puede ser otra que la mejora de la situación sanitaria y su corolario, el levantamiento de las medidas que constriñen la movilidad y la oferta. De lo contrario, un estímulo fiscal generalizado puede desembocar en más ahorro en vez de impulsar el gasto. Algunos analistas, como Larry Summers para el caso de EE UU, incluso vaticinan un repunte de la inflación si la política fiscal no tuviera en cuenta el debilitamiento del tejido productivo. Si bien una espiral inflacionaria es poco probable en España, conviene tener en cuenta la secuencia de las medidas.

Entre estas, la más apremiante es la concesión de ayudas al aparato productivo y al empleo, hasta que las condiciones de movilidad se vayan restableciendo. El sector del turismo es un candidato lógico para estas ayudas, por su importancia y porque el riesgo de apoyo a empresas que no lo necesitan es menor que en otros sectores. Con el tiempo, será necesario identificar los negocios inviables, que requieren de una resolución y no de inyección de fondos para mantener la actividad —so pena de lastrar los balances bancarios y reducir la disponibilidad de crédito para empresas solventes, como ha ocurrido en Italia—.

También caben acciones específicas, tales como el pasaporte sanitario o campañas destinadas a mercados como el Reino Unido. Grecia acaba de sellar un acuerdo con Israel para facilitar los viajes el próximo verano. Y no nos olvidemos del potencial del turismo interior, que podría salvar la temporada en algunos destinos”.

En tercer lugar, debe indicarse que “la necesidad de reimpulsar la economía en todo el bloque europeo ha llevado a la Comisión Europea a poner de nuevo sobre la mesa el pasaporte de vacunación. Según avanzó la canciller alemana Angela Merkel esta semana, todos los socios europeos están de acuerdo en desarrollar un sistema que permita poner en común los datos de vacunación de los 27 países. 

La Comisión se ha dado un plazo de tres meses para definir las condiciones con el objetivo de que la medida esté lista para este verano, permitiendo así la movilidad internacional entre países de la UE y hacia algunos terceros países. 

Los hoteleros españoles celebran ya la llegada de este mecanismo: “Es una gran noticia que se pongan en marcha estos mecanismos que permiten activar la movilidad segura, independientemente de las pruebas que se establezcan, del ritmo y de la evolución de la campaña de vacunación”, explica Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). La medida, agrega, “dará seguridad a las poblaciones locales para que no tengan miedo de ser contagiadas por sus visitantes. Con este sistema habrá un mayor control y garantías”.

Recuperar la conexión con mercados como el británico, el principal emisor turístico para España, puede ser vital este año. Reino Unido ha comenzado el proceso de desescalada que durará hasta el próximo mes de junio y los operadores turísticos como TUI o Thomas Cook han visto cómo las reservas hacia destinos como España, Turquía y Grecia se disparaban más de un 500 y un 100%, respectivamente. Lo mismo ha ocurrido con los vuelos para verano en aerolíneas como easyJet, destacó la compañía en un comunicado, con un alza de un 630% respecto a la semana anterior.

¿Pueden hacer algo los hoteleros para sacar el mayor partido posible al verano? Como destaca Buzzi, las compañías “no son responsables” de la situación ni el descenso del turismo está relacionado con su gestión. Pero pueden tener algo de margen para aprovechar el escenario veraniego. En este sentido, Schoenenberg considera que pueden ser poner el foco en captar al cliente nacional y al internacional de proximidad, garantizando la flexibilidad de las demandas y fijando precios competitivos, “pero no excesivamente bajos para no dañar los valores a medio plazo”. 

A nivel eficiencia y costes, recomienda a las hoteleras apostar por personal “ajustado y flexible, capaz de asumir distintos roles, y optimizar los consumos al máximo”. Además, potenciar el ingreso extra “ofreciendo servicios personalizados y seguros””. 

En tercer lugar, cabe destacar que este tema del turismo de vacunación “es uno de los dilemas que se está debatiendo estos días tras conocerse que algunas agencias de viaje y clubs selectos están ofreciendo la posibilidad de viajar a Dubái, Emiratos Árabes, Estados Unidos o Rusia para poder vacunarse. Le llaman turismo de vacunas.

Miles de personas viajan cada año a otras partes del mundo para tratamiento médicos, desde operaciones, retoques de cirugía estética a terapias en balnearios. Pero el «turismo de vacunas» para la COVID-19 es un concepto nuevo.

Nada más anunciarse que Estados Unidos iba a administrar las primeras dosis de vacunas,  en la India una agencia creó una lista de espera de paquetes turísticos. Viaje a ese país con vacuna incluida, por 2.000 dólares. También había posibilidades para que sus clientes la recibieran en Rusia o Reino Unido. Ahora no pueden viajar, pero lo harán en cuanto se abran las fronteras.

En el Reino Unido, Knightsbridge Circle, un exclusivo club de socios, ofreció a sus miembros de más de 65 años un paquete de lujo de tres semanas por 45.000 euros, que incluye el vuelo en un jet privado o en primera clase a Dubái para recibir en una clínica privada las vacunas Pzifer o Sinopharm. Los acaudalados miembros del club podrían regresar a sus países de residencia en Reino Unido, Francia, Suiza o Rusia tras recibir la segunda dosis y adquirir un certificado de inmunidad.

La publicación de esta noticia en el diario británico «The Telegraph» provocó encendidas discusiones entre partidarios y detractores. Para unos esta oferta permitía ahorrar dinero a la sanidad pública y aumentar la «inmunidad de rebaño», mientras los críticos denunciaban que no era ético saltarse el orden de vacunación establecido por el gobierno británico. Tampoco veían lógico que las personas que tienen dinero puedan adelantarse a los trabajadores sanitarios, muchos de los cuales están sin vacunar.

El Knightsbridge Circle defiende que estaban realizando algo «moralmente correcto», dado que sus socios viajaban a un país que ya había vacunado a su población y por tanto no «quitaban la vacuna» a nadie. El gobierno de Emiratos ha negado que se hubiera vacunado a ningún extranjero en sus procesos de vacunación. Además calculan que no a finales de este año habrán aplicado las dosis a un 70% de su población.

En diciembre, cuando empezaron a administrarse las primeras vacunas en Estados Unidos y el Reino Unido, algunas agencias de viajes indias abrieron un registro de ciudadanos que tenían un visado a Estados Unidos y querían vacunarse. El pack turístico costaba unos 2.000 dólares cuatro días.

En Florida ha aumentado la llegada de turistas adinerados de Latinoamérica y Canadá para vacunarse. No exigen residencia. Famosos como Juan José Origel o Yanina Latorre lo han colgado en sus cuentas de twitter. Con una fotografía de su madre Latorre asegura que haría todo lo que fuera por la salud de su protenitora.

No solo se han beneficiado de esta estratagema los viajeros internacionales, se calcula que centenares de miles de ciudadanos estadounidenses han utilizado esta facilidad del sistema para administrarse las dosis y han traspasado sus límites estatales.

El alcalde de Miami lo considera «irrespetuoso» porque hay miembros de su comunidad que viven habitualmente, que tienen riesgo de morir y defiende que sean prioritarios.

En Arizona no es necesario tener residencia solo estar incluido en los grupos preferentes, 1A o 1B. Muchos estadounidenses aprovechan este relativo vacío legal, para viajar a esa zona del sur estadounidense. El gobernador de Arizona declaraba hace unos días que iba a pedir al presidente Biden más vacunas para poder administrarlas a también a los turistas temporales. Son los conocidos como visitantes de invierno (principalmente jubilados que esos meses buscan el calor del sur). En Florida les llaman «pájaros de invierno».

Es una práctica que pone en jaque el código ético del turismo aprobado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), organismo vinculado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Aun así no hay duda de que el turismo de vacunas ha puesto de actualidad este sector turístico y abre un gran nicho de mercado.

Turismo de salud en auge

Carlos Rus, presidente de Aspe (Alianza de la Sanidad Privada Española), entidad que forma parte de la Mesa de Turismo dice que «nos parece que es algo absolutamente intolerable, y de hecho no debería permitirse, los criterios de ética tienen que estar siempre presentes».

En 2018 unos 140.000 extranjeros viajaron a España para someterse a alguna intervención o tratamiento en una clínica privada. Lo que supuso unos ingresos de 600 millones de euros. Cuatro años antes, en 2014, la cifra fue de 322. Carlos Ruz recuerda que el turista sanitario gasta cinco veces más que el que viaja por placer. Unos 3.500 euros por persona.

Al gasto por traslado hay que añadir que muchas veces viaja con otros miembros de la familia y tiene una estancia más larga. El promedio de pernoctaciones es de unos 15 días porque en muchas ocasiones los tratamientos requieren un proceso de recuperación o control.  Suelen permanecer en centros residenciales, hospitales o balnearios. El perfil es el de una persona de mediana edad, entre 40 y 60 años, una renta media-alta, que escoge la temporada media o baja, con lo que ayuda a la desestacionalización.

A nivel mundial España se sitúa en el puesto 11 y el quinto en turismo de salud y bienestar en Europa, tras Francia, Alemania, República Checa y Eslovaquia. Los clientes suelen viajar desde Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, países del Golfo y Rusia, donde los tratamientos son más caros.

Carlos Rus, presidente  de Aspe (Alianza de la Sanidad Privada Española) y miembro de la Mesa de Turismo, cree que España puede convertirse en «la Florida europea»,  porque tenemos todos los recursos necesarios para poder lograrlo y pide mayor compromiso económico del gobierno para conseguir este objetivo. Destaca también la importancia de poder recibir ayudas para obtener el certificado Joint Comission, que establece la seguridad, la calidad de la atención sanitaria en el mundo y los estándares hospitalarios. En España 22 clínicas tienen este reconocimiento.

El tema sanitario, tan de actualidad con la pandemia, estará presente en los próximos meses, porque para reanudar la actividad turística en los países será necesario conseguir altos niveles de vacunación. Todo el mundo tiene claro que los primeros destinos que lo alcancen saldrán empujados en la próxima temporada de verano y países como Francia, España, Italia o Estados Unidos, deben estar en ese grupo. El turismo de vacunas también será un sector a tener en cuenta, porque aunque ahora sea muy criticado, dentro de unos meses, será otro nicho de mercado”.

La verdad es que, en determinados casos, esto ayudaría a que la vacunación y la inmunización de toda la población del planeta fuera más rápido, el problema viene con la poca legalidad o ética que plantea, en cuanto a que es el país de cada persona quien debería garantizar a sus ciudadanos la inmunidad, pues provocando un turismo de vacunación no ayuda. Sólo cabría en todo caso si un país ya tuviera a toda su población inmunizada con las dosis necesarias y, tras esto, permitiera acudir a ciudadanos de otros países.

FUENTES:

  1. El futuro del turismo depende del ritmo en el proceso de vacunación. CAMPING PROFESIONAL: https://www.campingprofesional.com/2021/04/el-futuro-del-turismo-depende-del-ritmo-en-el-proceso-de-vacunacion/
  2. El ‘turismo de inmunización’ contra COVID está provocando enojo en Florida. EL FINANCIERO: https://www.elfinanciero.com.mx/mundo/que-es-el-turismo-de-inmunizacion-y-por-que-esta-provocando-enojo-en-florida/
  3. Vacunas, restricciones y pasaporte: el turismo español se la juega este verano. REVISTA FORBES: https://forbes.es/empresas/89869/turismo-espana-covid-restricciones-vacuna-pasaporte/
  4. Pasaporte sanitario, dudas éticas, vacunas y soberanía: hacia dónde vamos. HOSTELTUR: https://www.hosteltur.com/143184_pasaporte-sanitario-dudas-eticas-vacunas-y-soberania-la-nueva-normalidad.html
  5. El turismo como vacuna. PERIÓDICO EL PAÍS: https://elpais.com/economia/2021-02-20/el-turismo-como-vacuna.html
  6. Turismo de vacunas, una estrategia poco ética para inmunizarse contra la COVID solo apta para ricos. RTVE: https://www.rtve.es/noticias/20210207/turismo-vacunas-estrategia-poco-etica-para-inmunizarse-contra-covid-solo-apta-para-ricos/2073769.shtml
  7. Pasaporte de vacunación: ¿qué es y por qué está generando polémica? PERIÓDICO EL COMERCIO: https://www.elcomercio.es/sociedad/pasaporte-vacunacion-coronavirus-que-es-polemica-dudas-legales-eficaz-20210225113902-nt.html
  8. Turismo de vacunación, la nueva tendencia de viajes. SOY NÓMADA: https://www.soynomada.news/viajes/Turismo-de-vacunacion-la-nueva-tendencia-de-viajes-20210306-0013.html
  9. Pasaportes de vacunación, si parece sencillo ¿por qué complicarlo? LA HORA DIGITAL: https://lahoradigital.com/noticia/31186/opinion/pasaportes-de-vacunacion-si-parece-sencillo-por-que-complicarlo.html
  10. ¿Es el pasaporte sanitario la solución para reactivar el turismo? PYMES&AUTÓNOMOS: https://www.pymesyautonomos.com/actualidad/pasaporte-sanitario-solucion-para-reactivar-
  11. turismo
  12. La UE debatirá sobre los pasaportes de vacunación para resucitar el turismo. HOSTELTUR: https://www.hosteltur.com/142548_la-ue-planea-trabajar-en-pasaportes-de-vacunacion-para-resucitar-el-turismo.html
  13. Conozca cuáles son los puntos que debe conocer si quiere hacer turismo de vacunas. LA REPÚBLICA: :https://www.larepublica.co/ocio/estos-son-todos-los-puntos-clave-que-debe-conocer-si-busca-el-turismo-de-vacunas-3152399
  14. Turismo de vacunas: a qué países se puede viajar para obtener antes la inoculación. PERIÓDICO ABC: https://www.abc.es/sociedad/abci-turismo-vacuna-paises-nsv-202104091208_noticia.html
  15. Viajar para que te vacunen: el cuestionado turismo de vacuna en EE.UU. SALUD CON LUPA: https://saludconlupa.com/noticias/irse-de-viaje-y-que-te-vacunen-el-cuestionado-turismo-de-vacuna-hace-que-estados-unidos-endurezca-sus-reglas/
  16. ¿Puedo viajar a otro país para vacunarme? NICOLÁS LARENAS: https://www.nlarenas.com/2021/04/puedo-viajar-a-otro-pais-para-vacunarme/
  17. El sector turístico, en jaque por el ritmo de vacunación. CINCO DÍAS: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/03/11/opinion/1615487316_514587.html
  18. Turismo de vacunas, dudas éticas. MESA DEL TURISMO: https://mesadelturismo.org/turismo-de-vacunas-dudas-eticas/
  19. Bienvenidos a Vacunoslavia, el país que regala vacunas contra el covid a los turistas. PERIÓDICO EL CONFIDENCIAL: https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2021-04-02/vacunoslavia-vacunas-gratis-turistas-europa_3015379/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s