Abogacía, Derecho, despachos de abogados, Entrevistas de trabajo, Máster de acceso a la abogacía

¿Cuáles son los mejores sitios para hacer el máster de acceso a la abogacía y qué planes de estudio del máster de acceso son los mejores?

En la actualidad, para poder ejercer la abogacía en España, no basta con estudiar el Grado en Derecho, sino que se ha de superar un master de acceso y un examen para poder ejercer como abogado. Con esta entrada se pretende dar a conocer las mejores universidades españolas para estudiar el máster de acceso, así como mostrar los mejores planes de máster de acceso.

En primer lugar, cabe señalar que “antes de la entrada en vigor, el 31 de octubre de 2011, de la Ley de Acceso a la Abogacía, para darse de alta en uno de los 83 colegios de abogados de España, a los licenciados en derecho se les exigía, básicamente, tramitar la inscripción y el alta en la mutualidad general de la abogacía y pagar las correspondientes cuotas, sin que fuera preciso estar en posesión de ningún título de posgrado ni pasar exámenes o acreditar conocimientos o experiencia como letrado.

Pero en la actualidad los requisitos para obtener el título profesional de abogado y poder integrarse en un colegio profesional han cambiado y se han vuelto más exigentes, ya que, además de estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho u otro equivalente, deberá acreditarse la superación de un curso de formación en un conjunto de competencias necesarias para el ejercicio de la profesión de abogado y que deberá incluir un período de prácticas en despachos, empresas o instituciones relacionadas con la abogacía.

Además, los aspirantes a abogados deberán superar una prueba de evaluación final, el conocido como “examen de acceso a la abogacía”, para poder obtener el título profesional habilitante como abogado.

Así, la formación específica que se requiere para poder concurrir a las pruebas de acceso a la profesión de abogado se imparte bajo la modalidad de máster universitario, y cuyo programa de materias deberá preparar a los alumnos para superar el examen de acceso, adaptándose al temario que se detalla en cada convocatoria de examen, sobre materias comunes al ejercicio de la profesión de abogado, organización y deontología oficial, cuestiones generales sobre la asistencia letrada y del proceso, así como materias específicas de derecho civil y mercantil, penal, contencioso-administrativo y laboral.

En todo caso, la formación estará dirigida al desarrollo de las competencias y habilidades necesarias para el ejercicio de la profesión de abogado o en los tribunales, así como para conocer las posibles salidas y carreras profesionales que se pueden llevar a cabo como letrado”.

En segundo lugar, se quiere dejar a los lectores de esta entrada los siguientes criterios para elegir el máster de acceso a la abogacía (aunque, en principio, valdría para cualquier máster también):

1. ASEGÚRATE DE SABER CUÁL ES TU OBJETIVO.

¿Qué meta persigues? ¿a qué te quieres dedicar en el futuro una vez que finalices tus estudios? En este ámbito, existen tres opciones:

Dedicarte a la abogacía. Si quieres dedicarte al ámbito jurídico lo más habitual es realizar un Máster de Acceso a la Abogacía o un Doble máster que tenga acceso + especialidad. Es recomendable elegir un máster de acceso siempre con una especialidad ¿por qué? El mercado jurídico está estructurado hoy en día a la especialización, el volumen de normas que se promulgan impide ser bueno en muchas áreas. Además, las firmas están estructuradas en áreas de especialidad, si compites en un proceso de selección para entrar en el área de laboral de una firma tendrá un perfil más interesante alguien que haya cursado un máster de acceso + laboral que alguien que solo tenga el máster de acceso a la abogacía.

¿Y si no es posible un doble máster? Es recomendable un máster de acceso oficial en todo caso, ya que, aunque no vayas a ser abogado ejerciente la mayor parte de los despachos exigen un master de acceso y haber superado el examen de acceso a la abogacía.

Opositar para ser funcionario. ¿Y si quiero opositar? ¿Realizo el máster de acceso a la Abogacía? Esta pregunta es muy recurrente e imposible de responder de una forma generalizada, deberás valorar tus circunstancias personales.

Se ha consultado a distintos opositores y hay opiniones divergentes. Unos piensan que es mejor hacer primero el máster, aunque luego oposites, porque luego se hace más duro no superar una oposición y ponerte a hacer un máster. En nuestra opinión, si tienes claro que quieres ser opositor ve a por ello directamente. Luego, según lo que pase, si no consigues sacar la oposición ya se verá. No creemos que la mejor vía para un objetivo que te marcas sea actuar pensando “y si no apruebo y tengo que hacer el máster luego”, además de que retrasarás la oposición mínimo año y pico. Pero esto es muy personal.

Dedicarte a otro ámbito o salida profesional del derecho como la docencia. ¿quieres convertirte en profesor de Universidad? En este caso, lo recomendable es realizar un máster en investigación en derecho o, en todo caso, si esto no es posible, un máster de especialización en la materia que quieras impartir, para continuar después con el Doctorado.

2. INFÓRMATE BIEN DE LA OFERTA ACADÉMICA

Es fundamental que indagues sobre la oferta académica que existe tanto a nivel nacional como en el extranjero, si tienes posibilidad de ello; esta segunda opción te brinda no solamente la oportunidad de aprender idiomas, que, como sabes, es un plus muchas veces a la hora de buscar trabajo, sino también la oportunidad de crecer personalmente y de trabajar cualidades que necesitabas mejorar y que pueden serte de gran ayuda en una futura entrevista de trabajo.

Averiguar información sobre la oferta académica implica ojear también el plan de estudios de cada máster o posgrado de derecho, pues puede haber importantes diferencias de unos a otros que sean la clave para decantarte por un curso o por otro.

3. ELIGE UNA MODALIDAD QUE SE ADAPTE A TU SITUACIÓN.

Si tienes plena disponibilidad para cursar el Máster y recursos económicos para ello (son más caros), es recomendable escoger aquel que imparta sus clases de manera presencial, ya que supondrá un mayor aprovechamiento y la posibilidad de crear una red de contactos con tus compañeros en el día a día.

Si compaginas los estudios con los trabajos o con el cuidado de tu familia, quizás te convenga matricularte en un posgrado online o a distancia, salvo que la organización de tu día a día te permitiera realizar un curso presencial. La ventaja de este tipo de formación es que, generalmente, puedes organizarte según tu criterio para estudiar asignaturas, realizar trabajos y prácticas, etc., lógicamente siempre dentro de los plazos que te marque cada uno de los profesores. El inconveniente es que la formación a distancia u online requiere mayor voluntad y disciplina por parte del alumno, pues la dejadez solo invita a no superar el curso.

Si tus circunstancias personales y/o laborales te lo permiten, puedes cursar un máster de derecho mixto, es decir, que combine las clases online con las clases presenciales, de tal manera que las clases presenciales se realizarán normalmente los viernes y los sábados (uno o varios al mes) y el resto de las tareas se realizarán de manera online.

4. VALORA LA DURACIÓN.

A veces, tratamos de buscar los Másteres que presenten una menor duración, pensando que cuanto antes acabemos, antes accederemos al mercado laboral. Sin embargo, esto puede ser un error garrafal porque si la duración es demasiado corta, no podremos afianzar demasiado los conocimientos o quizás no avancemos mucho respecto a lo ya estudiado durante la carrera universitaria.

La duración ideal de un Posgrado oscila entre 1 y 2 años, tiempo suficiente para asimilar los conocimientos adquiridos y para ponerlos en práctica, ya sea mediante simulaciones en las propias asignaturas o mediante prácticas externas.

Es importante que valores, además de la duración, las horas lectivas ya que hay masters más cortos temporalmente, pero en los que se imparten más horas, ya que están más concentradas.

5. ELIGE UN PROGRAMA CON PRESTIGIO.

Es aconsejable no solamente conocer qué Posgrados existen sobre aquello que quieres estudiar, sino también qué centros los imparten y valorar el grado de prestigio tanto de los cursos como de los centros.

No hay que juzgar por las apariencias, es decir, no debemos pensar de manera automática que los centros más prestigiosos son los privados y que los centros públicos ofrecen estudios de menor calidad. Existen Universidades y Centros de Formación que quizás no destacan en determinadas disciplinas, pero que, sin embargo, hayan obtenido algún tipo de reconocimiento en otras materias.

Para conocer qué centros y qué programas son los mejores en tu especialidad, lo más aconsejable es que preguntes a abogados que llevan años dentro de esa especialidad o a abogados más experimentados, simplemente agrega a LinkedIn a estas personas y pregúntales educadamente hasta que encuentres una respuesta.

Recuerda que en algunas empresas toman como referencia el Centro en el que has cursado tus estudios o el máster concreto que has estudiado o, al menos, le dan importancia a la hora de realizar el proceso de selección.

6. EL PROFESORADO: PROFESIONALES EN EJERCICIO.

El prestigio de un centro o de un programa en concreto viene dado por la calidad del claustro que imparte la materia.

En este sentido, un aspecto a tener muy en cuenta es el perfil profesional del profesorado. No es lo mismo que te imparta “Derecho procesal” alguien que nunca ha hecho un juicio que esa misma asignatura sea impartida por jueces, magistrados, abogados ejercientes, procuradores y fiscales. Es recomendable buscar en redes sociales como Linkedin el perfil de los profesores, para ver dónde trabajan y si son especialistas en el área en el que imparten formación, además puedes agregarles y preguntarles cuestiones sobre las que tengas dudas.

Recuerda que, durante el máster o posgrado, debes prepararte lo mejor posible para comenzar tu andadura en la vida real y que, cuanto más práctico sea el curso, podrás sentirte un poco más cómodo y seguro una vez comience tu andadura profesional.

7. BUSCA METODOLOGÍA PRÁCTICA.

Es preferible que la metodología empleada por el profesorado se base en la realización de casos prácticos, desde redactar un escrito de demanda o un escrito de acusación hasta la simulación de juicios o de situaciones reales con las que podemos encontrarnos en un futuro.

El máster no puede ser un año más de grado en derecho. Hay que dejar atrás las clases eminentemente teóricas (ya tenemos bastantes durante la carrera) y valorar más el aspecto práctico, que, al fin y al cabo, es lo que tendremos que aplicar en nuestra vida profesional.

8. LA EXIGENCIA ES IMPORTANTE.

La exigencia debe estar presente desde el inicio, es decir, desde el proceso de admisión de los alumnos. En este sentido, el centro debe ser riguroso en cuanto al perfil de estudiante que realiza sus posgrados, exigiendo un título universitario y un expediente académico que alcance una nota mínima (por ejemplo, notable), realizando incluso un proceso selectivo, así como una entrevista personal a los estudiantes que aspiren a ser admitidos.

Del mismo modo, la exigencia debe estar presente a lo largo de todo el curso, de tal manera que tanto el curso como el profesorado sean exigentes con los alumnos para conseguir que éstos trabajen y que realizar el curso no se convierta en un mero trámite para acceder a la profesión que quieren.

¿Qué ganas con un título si llegas luego a un despacho y no sabes hacer nada? En resumidas cuentas, el posgrado debe valerte para aprender; de nada sirve acumular títulos y títulos que añadir al CV si después no sabemos aplicar a nuestra vida profesional los conocimientos que nos impartieron.

9. ANALIZA LA EMPLEABILIDAD: BOLSA DE EMPLEO Y PRÁCTICAS EXTERNAS.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta son las perspectivas profesionales y empleabilidad del máster, es decir, el nivel o la tasa/ índice de colocación del alumnado y cuáles y cuántas son las empresas e instituciones colaboradoras con el Máster.

De esta manera, sabrás si el programa que te planteas realizar cuenta con una bolsa de empleo o no; algo que puede ser de gran ayuda para obtener tu primer empleo tras finalizar los estudios.

Las prácticas son normalmente la vía natural de entrada al mercado laboral, un máster con una buena bolsa de prácticas y con empresas interesadas en sus alumnos es siempre muy interesante para el estudiante. Piensa ¿dónde están ahora las personas que hicieron este máster en el pasado? Y búscalas tú, normalmente los centros te presentan los casos de éxito, pero tu puedes indagar y conocer otras personas que también hicieron ese máster para tener distintas opiniones.

Si el posgrado no cuenta con una bolsa de empleo, es importante que te adelantes a la situación y asegures de poder realizar prácticas externas en alguna empresa, organismo o institución relacionado con tu área de especialización; prácticas que podrían convertirse en tu puerta al mundo laboral, ya que en no pocas ocasiones los alumnos que realizan prácticas en una empresa determinada, llegan para quedarse.

10. SE REALISTA

Antes de centrarnos en cualquiera de los criterios anteriores, debemos ser realistas y analizar nuestras capacidades, tanto personales como económicas.

No podemos aspirar a realizar un máster de derecho que nos exige dedicar diez horas de estudio a la semana si nuestra disponibilidad va a ser mucho menor (por trabajo, conciliación familiar, etc.) o nos cuesta mucho trabajo ponernos a estudiar. Si perseguimos un objetivo que para nosotros es inalcanzable, perderemos el tiempo.

De igual modo, es importante conocer con qué presupuesto contamos para costear nuestro máster. Es probable que conozcamos un posgrado brillante que nos encantaría cursar y que, sin embargo, no podamos permitírnoslo. Valóralo antes de hacerte ilusiones que pueden caer en saco roto, pero tampoco olvides que existen becas públicas y privadas que pueden contribuir a realizar la formación que deseas; incluso algunos centros universitarios tienen su propio programa de becas.

En cuestiones económicas es importante valorar el esfuerzo económico que supone para ti o tu familia un máster y lo claro o no que tienes la especialidad que te gusta. Un máster bueno es una inversión, pero se recomienda ser consciente de nuestras limitaciones, se puede llegar al mismo sitio por otras vías o por diferentes itinerarios formativos. Además, ten en cuenta que, más que el precio en general del máster lo importante es el precio en comparación con el número de créditos y de horas.

CONSEJO IMPORTANTE: Los másters que te ofrecen prácticas obligatorias son los primeros interesados en colocarte unas prácticas, pero ojo, no a cualquier precio. Si sientes que esas prácticas no son tu sitio o no te sientes cómodo no las aceptes y espera, que llegará tu momento. Es muy normal que el estudiante, si aplica a varios sitios de prácticas y le rechazan tenga ansiedad y acabe aceptando prácticas por miedo a quedarse sin nada. Nuestro consejo es siempre que esperes, y más si has hecho un esfuerzo económico importante. Y, aunque normalmente no ocurre, si la persona dentro del centro encargada de asignarte prácticas te presiona ponte firme ya que está en juego tu futuro. No eres alguien más para hacer un check de “este ya tiene prácticas, uno menos””.

En este punto, también se debe de tener en cuenta que “escoger dónde cursar el Máster de Acceso a la Abogacía para un recién graduado puede resultar una tarea compleja. ¿Cómo saber cuál es el mejor? ¿Qué elementos se deben tener en cuenta? ¿Qué valoran las empresas a la hora de contratar a un candidato? En este sentido, la especialización, la proyección internacional, los convenios con empresas, el claustro de profesores y el desarrollo de las «soft skills» son algunos de los aspectos clave.

«La calidad en la preparación del Máster Universitario para el Acceso a la Profesión de Abogado queda acreditada no solo por el porcentaje de alumnos que superan el examen, sino también por el aumento de las posibilidades y alternativas laborales que se produce cuando el alumno adquiere una formación específica adicional en determinadas áreas que los despachos demandan», explica Laura Camarero, counsel en el departamento de procesal civil y concursal de Baker McKenzie.

Es el caso del IEB, que ha lanzado dos nuevas especializaciones junto con el Máster de Acceso a la Profesión de Abogado: en Derecho Penal Económico y en Derecho de los Mercados Financieros. Además, ofrece también la posibilidad de cursar una especialización en Derecho Americano que se imparte en la Universidad de Fordham en Nueva York, en el Campus de Manhattan. El centro tiene además convenios con más de 600 empresas del sector jurídico y financiero y es un centro de referencia en los procesos de selección de sus departamentos de Recruiting.

Estas especializaciones forman a sus alumnos combinando el sector jurídico con el financiero, un perfil cada vez más demandado por las empresas. Jesús Mardomingo, Socio Director del Departamento Bancario y Financiero de Dentons, destaca que «cursar una especialidad como la del Derecho de los Mercados Financieros aporta gran valor a todos aquellos que pretendan desarrollar su carrera profesional en el sector financiero. Las empresas buscan profesionales con formación sólida que estén realmente preparados para resolver sus incidencias prácticas. Una especialización de estas características permite adquirir los conocimientos específicos y habilidades necesarias que todo abogado debe poseer»”.

En tercer lugar, y para ir completando la entrada, cabe destacar que, tras buscar información, quizá los mejores sitios para estudiar el máster de acceso serían los siguientes (aunque todo es relativo):

1- Acceso a la Abogacía – Centro de Estudios Garrigues

Para muchos el mejor máster de acceso a la abogacía que se ofrece en nuestro país. Este máster privado comienza con un primer bloque obligatorio de Acceso a la Abogacía para más tarde comenzar a especializarse a través de cuatro ramas distintas como lo son la Empresarial, la Laboral, la Tributaria p el Derecho Internacional de los Negocios.

Sede: Madrid
Teléfono: 915 159 560
Número de plazas: 40
Duración: 90
Precio: 28.000 €
Más información

2- ESADE – Universidad Ramon Llull

El segundo máster más cotizado por los licenciados en derecho que anhelan iniciar una carrera exitosa como abogados es este. No obstante, aseguran, el 96% de sus alumnos encuentran trabajo al finalizar con un salario medio de salida de 29.000 euros. Salario que no deja de aumentar a partir de que van adquiriendo experiencia. El punto fuerte de este máster es la posibilidad de especializarse en International Business Law, Derecho Laboral, Penal, Económico y Tributario.

Sede: Barcelona
Teléfono: 934 952 093
Número de plazas: 55
Duración: 1.500 horas
Precio: 27.800 €
Más información

3- Acceso a la Abogacía – Universidad de Navarra

Si hay un máster con un elenco de profesores de altura, ese es este. Aquellos alumnos que busquen la excelencia y el mejor currículum pueden cursar el doble máster uniendo las materias trocales al de Derecho de Empresa o el Asesoría Fiscal.

Sede: Madrid
Teléfono: 914 514 341
Número de plazas: 75
Duración: 120 horas (3 meses)
Precio: 33.750 €
Más información

4- Ejercicio de la Abogacía – Universidad Carlos III de Madrid – ISDE

Este máster está enfocado a aquellos futuros abogados que desean profundizar al máximo en todas las materias relacionadas con el asesoramiento jurídico de empresas. Si ese es tu caso, este es tu máster.

Sede: Madrid
Teléfono: Sin información
Número de plazas: 90
Duración: 90 horas
Precio: Sin información
Más información

5- Acceso a la Abogacía de la Universidad de Deusto – Colegio de la Abogacía de Bizkaia

Otro de los grands máster de acceso a la abogacía que se ofrecen en nuestro país es este máster destacado por la calidad de sus clases magistrales. El otro punto fuerte radica en la posibilidad de, tras agregar un semestre extra, obtener el doble título con Derecho de la Empresa.

Sede: Bilbao
Teléfono: 944 139 170
Número de plazas: 140
Duración: 90 horas
Precio: 10.290 €
Más información

6- Acceso a la Abogacía – Universidad de Lebrija

El objetivo principal de este máster es ofrecer todo el conocimiento necesario para que el alumno acceda al ámbito profesional con la máxima preparación. El punto fuerte de este máster es la presencia del simulador de exámenes Lex How, que garantiza la mejor preparación para la prueba del Ministerio de Justicia.

Sede: online
Teléfono: 900 321 322
Número de plazas: sin límite de plazas
Duración: 18 meses
Precio: 5.500 €
Más información

7- Máster oficial de Acceso a la profesión de Abogado – Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros – UCM

Uno de los máster con mejor relación calidad precio es este encaminado al ejercicio de la abogacía en nuestro país ofreciendo todas las herrtamientas para sus alumnos superen la pruebas de acceso aptitud convocada anualmente por los Ministerios de Justicia y Educación.

Sede: online
Teléfono: 913 09 61 20
Número de plazas: sin límite de plazas
Duración: 2 años
Precio: 8.900 €
Más información

8- Máster Universitario en Abogacía y Práctica Jurídica – Universidad Internacional de Valencia

Este máster online permite a quienes lo cursan ejercer como abogado o procurador de los Tribunales ofreciendo competencias para el manejo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas al derecho, además de enseñar a los alumnos a evitar situaciones de lesión, riesgo o conflicto; identificar un conflicto de intereses y conocer las técnicas para su resolución; amén de aplicar los derechos y deberes deontológicos profesionales;

Sede: online
Teléfono: 961 92 49 50
Número de plazas: sin límite de plazas
Duración: 18 meses
Precio: 6.750 €
Más información

9- Máster universitario de Abogacía – Universitar Oberta de Catalunya

Este máster online ahonda en los entresijos de la profesión de abogado y sus habilidades técnicas poniendo al futuro abogado en distintos procesos. Además, ofrece prácticas de derecho civil-mercantil, el derecho penal y el derecho administrativo y social.

Sede: online
Teléfono: 932 53 23 00
Número de plazas: sin límite de plazas
Duración: 90 horas
Precio: 5.000 €
Más información

10- Máster Universitario en Abogacía (Acceso y Ejercicio a la Profesión) – Universidad Francisco de Vitoria

Si estás pensando en apuntarte a la Prueba de Capacitación Profesional del Ministerio de Justicia este máster Universitario en Abogacía te permitirá prepararte para la misma a través del ejercicio a la Profesión.

Sede: Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Teléfono: 913 51 03 03
Número de plazas: 90 plazas
Duración: 2 años
Precio: 9.012 €
Más información

Además de los diez mencionados, el Máster Universitario en Práctica de la Abogacía de la UDIMA, el Máster universitario en Abogacía del CEU, el Máster en Ejercicio de la Abogacía de la Universidad Isabel I o el Máster Universitario online en Abogacía de la Universidad Europea también merecen una mención especial por la calidad de la preparación para la profesión de abogado que ofrecen todos ellos””.

Aunque también podría añadirse otros centros como la Universidad de Deusto, la UAM, la UAB, entre otros.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s